Quiosco

James Harden y los Sixers negocian un contrato a corto plazo

EL NUEVO DIARIO, FILADELFIA.- A dos semanas de comenzar la agencia libre, James Harden y la propiedad de los Sixers ya acercan posturas. Con ciertas reticencias con respecto a ofrecerle un contrato de cuatro o cinco años, ambas partes han decidido acortarlo a dos años más uno adicional. Todo apunta a que Harden aceptará la opción de jugador por 47 millones de dólares para la temporada 2022-23.

La extensión negociada se firmaría con la intención de finalizar en 2025. De esta forma a partir del 10 de agosto —seis meses después de su traspaso— el jugador podrá firmar una extensión máxima por la que cobraría 150,8 millones en los próximos 3 años.

Esto lo detalla Jake Fischer en el texto que publica hoy en Bleacher Report. En el cual también menciona ciertos rumores en los que Harden renunciaría a un contrato máximo para beneficiar la construcción de un equipo ganador alrededor de Joel Embiid en el corto plazo.

Para ello Philadelphia ya estudia el mercado en busca de opciones de intercambio que incluyan a Danny Green y/o a Matisse Thybulle. La franquicia solo soltaría al alero australiano en caso de recibir a cambio un titular consistente en su posición. Tobias Harris es otro de los que se suele mencionar como posible moneda de cambio, pero los 76 millones que le quedan por cobrar en los próximos dos años hacen difícil imaginar escenarios que hagan posible su salida.