Quiosco

Bolsonaro dice que el británico desaparecido era “mal visto” en la Amazonía

EL NUEVO DIARIO, BRASILIA.- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó este miércoles que el periodista británico Dom Phillips, que desapareció con un indigenista en una remota zona de la Amazonía, era “mal visto en esa región” por su trabajo como reportero.

“Ese inglés era mal visto en esa región, porque hacía muchos reportajes contra los ‘garimpeiros’ (mineros ilegales) y la cuestión ambiental”, declaró el gobernante en una entrevista con un canal de youtube dirigido por la periodista bolsonarista Leda Nagle.

Phillips, colaborador del diario The Guardian y otros medios, y el indigenista Bruno Araújo Pereira, están desaparecidos desde el 5 de junio en una recóndita zona de la Amazonía próxima a la frontera de Brasil con Perú y Colombia.

Hasta ahora, los equipos de búsqueda han localizado algunos objetos personales de ambos y las autoridades temen que puedan haber sido asesinados por mafias de pescadores y mineros ilegales que operan en esa región y ya habrían amenazado a Araújo Pereira.

Bolsonaro reiteró este miércoles su opinión de que ambos sabían del peligro que podrían correr y, por tanto, no fueron prudentes.

“Decidieron entrar en un área totalmente inhóspita, solos, sin seguridad, y entonces ocurrió el problema”, sostuvo Bolsonaro, para agregar que “en esa región no le gustaban a mucha gente”, por lo cual “debían tener una redoblada atención consigo mismos”.

Según el líder de la ultraderecha, “es muy temerario andar por esa región sin estar debidamente preparado, física, mentalmente, con armamento debidamente autorizado”, pues se trata de una zona en la que, además de las mafias, también hay “piratas de río”.

La desaparición del periodista y el indigenista ha generado una enorme ola de preocupación entre movimientos ecologistas y hasta en algunas entidades multinacionales, como el Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que ha urgido al Gobierno brasileño a reforzar las búsquedas.

Este miércoles, también manifestó su “profunda preocupación” el primer ministro británico, Boris Johnson, quien hasta ofreció ayuda a Brasil para resolver el caso.

Hasta ahora, las autoridades brasileñas han detenido a dos personas, sospechosas de haber perseguido a Phillips y Araújo Pereira cuando navegaban por un río del Valle de Javarí, donde fueron vistos por última vez.