Quiosco

Berlín ve “intencionalidad política” en reducción de suministros de Gazprom

“Tengo la impresión de que lo ocurrido ayer responder a decisiones políticas, no a cuestiones técnicas”, afirmó el ministro de Economía y el Clima, el verde Robert Habeck, en una reacción a la primera reducción del 40 % anunciada ayer por el gigante gasístico ruso.

“Debería estar en la cabeza de (Vladímir) Putin, y por suerte no tengo estas capacidades, para saberlo. Tal vez sea el caso, tal vez no, es mera especulación”, añadió Habeck, con rango de vicecanciller en el gobierno del socialdemócrata Olaf Scholz.

Preguntado sobre esa misma cuestión, el portavoz del Gobierno, Steffen Hebestreit, se limitó a responder que el canciller Scholz “comparte el parecer” de su ministro.

Ambas declaraciones, del ministro y del portavoz del canciller, se produjeron cuando aún no se había difundido desde Moscú, este jueves, el siguiente anuncio de una reducción aún mayor “por causas técnicas” de los suministros a Europa.

El Ejecutivo de Berlín aseguró ya ayer, tras anunciarse por parte de Gazprom esa primera reducción, de que la seguridad del abastecimiento estaba garantizada.

“Estamos observando la situación y analizando los hechos. La seguridad del suministro actualmente sigue estando garantizada”, declaró una portavoz del Ministerio de Economía y Clima en un escueto comunicado.

Este jueves, antes de conocerse el siguiente anuncio de una reducción aún más drástica por parte de Gazprom, la Agencia Federal de Redes comunicó que no percibía “una relación causal” entre ese recorte y los problemas técnicos a que aludió el gigante ruso para su decisión.

Gazprom aseguró el martes que la reducción en un 40 % el volumen de gas que suministra a Europa por el gasoducto Nord Stream 1 debido a la demora de las reparaciones por parte del grupo tecnológico e industrial alemán Siemens, que se sumó a las sanciones de Occidente contra Rusia.

En su comunicado de hoy, la empresa estatal rusa explica que se ha detenido el funcionamiento de otro motor de turbina de gas Siemens en la región de Leningrado, lo que motiva esta siguiente reducción.