Quiosco

(VIDEO) Tres meses de prisión preventiva a imputado por pornografía infantil; defensa ve medida como abuso

EL NUEVO DIARIO, SANTIAGO. – El Juzgado de Atención Permanente de Santiago impuso tres meses de prisión preventiva contra un hombre acusado de producir y comercializar pornografía infantil.

El juez Cirilo Salomón determinó que el imputado, Johannes Wilhelm Streese Suárez, cumpla la medida en el Centro de Corrección y Rehabilitación Rafey Hombres, según informó la defensa.

La defensa de Streese Suárez indicó que esa medida es un abuso, por lo que apelará. Señaló que la misma probablemente fue impuesta por ser un caso de connotación social, “la prensa aquí, presión al juez” y negó que el caso se trate de una red internacional de comercialización de material pornográfico.

A  la salida del tribunal, uno de los abogados reiteró que Streese Suárez está siendo imputado por posesión de pornografía infantil.

“Me voy a explicar, cualquiera de ustedes que tenga en su teléfono material pornográfico se le puede imponer una medida de prisión preventiva, eso fue lo que el juez dictaminó, es decir, en un aparato electrónico, tener contenido pornográfico equivale a prisión preventiva”, dijo.

Aseguró que “no hay ninguna otra imputación, no hay ningún atentado contra menores de edad, ni nada por el estilo, porque en realidad se trata de posesión de pornografía”.

Abogado

Asimismo, sostuvo que la prueba mínima por tener pornografía en un dispositivo, según la ley son tres meses de prisión e indicó que lo que pasa es que “los jueces de instrucción de todo el país, en especial los de Santiago, no resisten la presión, no es posible que la pena mínima se imponga como medida”.

“Yo realmente entiendo el interés que ustedes tienen, porque les han dicho a ustedes que se trata de una red internacional de comercialización de material pornográfico, realmente eso no es así”, le dijo a miembros de la prensa.

Se recuerda que Streese Suarez fue detenido en el fin de semana, fruto de un proceso que presuntamente fue comenzado con una alerta del Homeland Security Investigations de Filadelfia, en los Estados Unidos.

El imputado enfrenta cargos por violación al artículo 24 de la Ley 153 07, sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, que sanciona la difusión por medios electrónicos de imágenes y representaciones de carácter pornográfico que involucre a niños, niñas o adolescentes.