Quiosco

Rusia reitera que no cumplirá las decisiones del TEDH tras nuevo fallo

EL NUEVO DIARIO, MOSCÚ.- Rusia no cumplirá las decisiones del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), declaró este martes el Kremlin después de que la corte condenara a ese país por impedir la acción de 73 ONG que desaparecieron a causa de una ley de 2012 que las considera “agentes del extranjero”.

“Aquí no puede haber comentarios más allá del consabido documento, firmado por el presidente (ruso, Vladímir Putin). Rusia ya no cumple estas decisiones”, dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Putin rubricó el pasado junio una ley que permite no cumplir las decisiones de la TEDH, emitidas después del 15 de marzo tras la expulsión de Rusia del Consejo de Europa.

Los jueces de Estrasburgo afirmaron hoy que Rusia tiene que abonar una indemnización global de 292.090 euros en concepto de daños materiales, 730.000 por daños morales y 118.854 por costas judiciales por la desaparición de las 73 ONG.

El tribunal también condenó a Rusia por haber ignorado las medidas cautelares fijadas a favor de dos de las ONG, Memorial Internacional y el Centro de Derechos Humanos Memorial, protegidas por el artículo 34 de Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Lo justifica porque “al permitir que se procediera a la disolución de la ONG Memorial Internacional, el Estado frustró el propósito de la medida cautelar que pretendía mantener el statu quo hasta que el TEDH examinara la solicitud”.

Además de las dos citadas, entre las demandantes se encuentran el Grupo Helsinki de Moscú, la organización LGBT Coming Out, la asociación Agora, el Comité contra la Tortura y la organización ecologista Ecodefence.

Hasta la entrada en vigor de la Ley de “agentes del extranjero” las asociaciones demandantes dependían del mismo régimen jurídico que el resto de ONG.

La norma en cuestión les obligó a registrarse como “agentes del extranjero” por presuntamente tener una “actividad política” y beneficiarse de financiación extranjera. El incumplimiento de las obligaciones suponía sanciones administrativas y penales.

Este 12 de junio el Comité contra la Tortura anunció su disolución por la inclusión en la lista de “agentes extranjeros”.

“No queremos seguir trabajando, encasillados como “agentes extranjeros”. Consideramos como un insulto y una calumnia esa condición”, señaló la ONG en un comunicado. E