Quiosco

RD y Haití comparten larga lista de acuerdos que pasan al olvido

Los gobiernos de turno dominicanos los rescatan para trabajar en áreas y temas de importancia

La búsqueda de acuerdos entre República Dominicana y Haití en temas migratorios y comerciales lleva décadas. Las negociaciones, que muchas veces parecen dar luz a problemas y conflictos históricos, se diluyen con el tiempo o simplemente no logran sus objetivos.

Como socios comerciales estratégicos algo sí han tenido claro a ambos países, y es respetar cada uno su soberanía, además de mantener la armonía por un mejor flujo e intercambio, debido a que cada uno depende del otro en ese sentido. Esto, aparte de que tienen una realidad: comparten la misma isla.

La crisis política, económica y social que desde hace años impera en la vecina nación, no ha sido un obstáculo para que los diferentes gobiernos dominicanos se esfuercen en materializar acuerdos que tengan como fin mejorar las relaciones bilaterales y, además, resolver el problema migratorio, ya que la República Dominicana enfrenta diariamente la llegada masiva de haitianos ilegales a su territorio.

Durante la participación del presidente Luis Abinader en la IX Cumbre de la Américas, celebrada la pasada semana en Los Ángeles, Estados Unidos, este tuvo un acercamiento con el primer ministro de Haití, Ariel Henry, con quien conversó sobre varios temas de interés. En principio, varios medios de comunicación publicaron que ambos habían firmado un compromiso para regularizar la situación de inmigrantes y trabajadores haitianos, pero esto luego fue desmentido por el Gobierno dominicano, que aseguró que lo dicho por el jefe de Estado dominicano en ese encuentro fue que “el gobierno de Haití debe realizar todos los esfuerzos para proveer de documentos oficiales haitianos a todos los inmigrantes y trabajadores que se encuentran en la República Dominicana”.

No obstante a esa aclaratoria, el actual presidente dominicano, al igual que los demás, ha buscado alternativas y acuerdos con Haití. Cada uno, en sus gestiones tiene que rescatar temas vitales y de importancia que han quedado plasmados en otros convenios.

Abinader y Moise hicieron acuerdos

Meses antes del asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moise, el presidente dominicano Luis Abinader se reunió con este en Elías Piña, República Dominicana, de cuyo encuentro resultó una declaración conjunta con nueve puntos. Se desconoce el rumbo de esos acuerdos tras el magnicidio del mandatario haitiano.

Entre lo acordado por Abinader y Moise en enero de 2021 estaba trabajar en el proceso de identificación y de inscripción en el registro civil haitiano de todos los ciudadanos haitianos que estén en territorio dominicano.

En el ámbito de la salud, con la colaboración de la comunidad internacional que, según afirmaron, había mostrado su voluntad de financiar hospitales en Haití, ambos mandatarios se comprometieron a cooperar en la construcción de hospitales generales en territorio haitiano, ubicados donde el gobierno de ese país lo considere apropiado, con el fin de reducir el uso intensivo de los hospitales dominicanos, un tema de gran sensibilidad en República Dominicana. También abrir el proceso de negociación para delimitar las fronteras marítimas entre los dos países.

Abinader y Moise acordaron tomar las medidas apropiadas, cada país en su propio territorio, para desplegar tecnologías de vanguardia que facilitaran eliminar el flujo migratorio irregular, el tráfico y la trata de personas, el flujo de armas, el narcotráfico y el robo de ganado, entre otras actividades ilícitas; cooperar de manera mutua y sostenible en los campos de la energía, la producción agrícola e industrial, el combustible para cocinar y los esfuerzos para frenar la desertificación.

Igualmente, trabajar para lograr la financiación necesaria para la adopción de un plan de capacitación y apoyo, que facilite la labor de ambos países para reforzar la seguridad y la vigilancia fronteriza y consecuentemente, cada país colaboraría con el otro en caso de que se construyan controles físicos o tecnológicos en todo el borde terrestre de la frontera; continuar negociaciones de manera sostenida hasta alcanzar un acuerdo comercial general, entre otras cosas.

Luego de esto, ocurrió un conflicto entre la República Dominicana y Haití por la construcción de un canal de riego en el río Dajabón o Masacre. Por tal razón, se reunió la Comisión Mixta Bilateral República Dominicana-Haití, para tratar el tema de uso del agua del referido afluente que comparten, pero al final no se supo las conclusiones finales.

En las dos últimas décadas, los presidente de turno también se han preocupado y ocupado en establecer acuerdos diversos con el vecino país, relativos a la mano de obra haitiana en territorio dominicano, carnetización de residentes y obreros, y de orden, en el fortalecimiento del comercio.

Así lo hizo Leonel Fernández durante su período 1996-2000; Hipólito Mejía entre 2000-2004; nuevamente Fernández en sus gobiernos de 2004-2008, 2008-2012 y Danilo Medina entre los años de 2012 al 2020.

Temas en los que han trabajado los gobiernos

Durante el Gobierno de Hipólito Mejía, además de trabajar en un trato legal al comercio fronterizo, se firmó un acuerdo en el área sanitaria en aras de poner en marcha acciones en beneficio de la salud de ambos lados de la isla. Con el propósito de “hablar en el mismo idioma”, también se suscribió otro memorándum para desarrollar proyectos conjuntos que iban además de la salud, “en la solidaridad y la fraternidad”. En los períodos de gobierno de Leonel Fernández se volvió a suscribir convenios bilaterales, enfocados en trabajar en un plan de acción para enfrentar de manera conjunta los problemas de salud y enfermedades como el VIH/Sida, tuberculosis, dengue, malaria, desnutrición en las zonas fronterizas, así como la mortalidad materna e infantil. En lo de Danilo Medina se firmaron varios y también hubo conflictos por veda de productos y por la sentencia 168-13.