Quiosco

¿El país lleva la política monetaria correcta?: Economistas opinan

Una parte dice que el camino elegido es el adecuado, pero otra advierte sobre el riesgo de alzas agresivas de las tasas

República Dominicana está actuando correctamente, en cuanto sigue la línea que lleva Estados Unidos, en lo que respeta a las disposiciones sobre tasas de interés, vía el Banco Central, según indican economistas locales. Otros aconsejan mirar el tema con atención.

Y algunos sugieren, incluso, que “si bien no se sabe si con urgencia”, el Gobierno debería, convocar al Gabinete Económico, tomando en cuenta que frente a una situación de incertidumbre como la que vive el mundo y el país, y muy especialmente por el incremento de los precios del petróleo, es justo que se convoque, para ver cómo enfrentar esa coyuntura económica. “Debe verse y analizarse el efecto que tiene esto en las finanza públicas dominicanas”, indican.

Los planteamientos de los entendidos en economía surgen a propósito de que instituciones como el Banco Mundial han alertado sobre el riesgo de que la economía de varios países entre en un período de estanflación, es decir, de crecimiento bajo o nulo, ligado con inflación elevada (algo así como malo por un lado y peor por el otro), a causa de la invasión rusa a Ucrania y la persistencia de los efectos de la pandemia. Sobre el tema opinan Carlos Despradel, Miguel Collado Di Franco, Andy Dauhajre y Rafael Espinal. Lo han hecho desde distintos espacios.

En su informe actualizado “Perspectivas Económicas Globales”, publicado el pasado martes el BM rebajó la previsión de crecimiento mundial hasta el 2.9 %, lo que supone 1.2 puntos menos respecto a lo que había proyectado en enero, cuando la situó en el 4.1 %.

Miguel Collado, vicepresidente ejecutivo Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), plantea que es normal cuando los bancos centrales toman medidas como las que las que prácticamente todos los bancos centrales del mundo adoptaron, a raíz del surgimiento de la pandemia del covid-19, y las políticas de los gobiernos, de limitar la movilidad.

“En consecuencia, la política que adoptaron fue la de expansión monetaria y que luego venga un período de contracción. Eso es lo que se ve en todo el mundo, sobre todo en Estados Unidos, cuyo banco central, que es la Reserva Federal, es el que más incide en la política monetaria, y se han visto anuncios del Banco Central Europeo”, expuso.

Y agregó: “Es algo que se esperaba, después de la expansión monetaria, para corregir las distorsiones que genera la misma expansión monetaria original”.

Desde su punto de vista, el panorama es realmente complicado, en términos de cambio en la política monetaria.

“Aun sucediendo esto, continúa la inflación, guerra, etcétera. Uno esperaría que esto empiece a normalizarse luego del 2023. Hay que tener un horizonte no de corto plazo, porque la inflación ha demostrado que es un fenómeno que todavía no alcanza su pico y seguirá incidiendo y se revertirá en la medida que empiecen a hacer efecto realmente las medidas monetarias. Pero hay otros factores que están incidiendo también en los precios a nivel internacional. No es una cuestión de corto plazo. Esto va a durar tiempo. Unos 18 meses tal vez”, indicó.

Mitos de economistas

Al economista Rafael Espinal, se le preguntó en Despierta con CDN, sobre la posibilidad de que en República Dominicana haya estanflación. Su respuesta fue: “Mira, los economistas, los pensadores económicos, crean mitos y muchas veces no nos ponemos de acuerdo, pero en realidad hay cierto riesgo de estanflación hacia futuro, no en lo inmediato”.

“Una estanflación no es más que un disminución del producto interno bruto mundial y un incremento de los precios. Lo que sí es indudable -y eso no hay manera de componerlo- es el incremento de los precios a nivel mundial del maíz, soya, trigo, del petróleo, los minerales… Hay evidentemente una ruptura de los canales de distribución a nivel mundial y eso no se arregla en el corto plazo”, advirtió.

Indicó que lo de estanflación es todavía una posibilidad a futuro, pero hay economías sólidas, como la China y la India, que son motores de la economía mundial. “Y no creo que en la actual situación esa estanflación se produzca a nivel mundial. Puede ser que en las economías desarrolladas, como Europa y los Estados Unidos. Pero siempre hay unas economías emergentes que siguen, porque tienen mucho donde crecer”, sostuvo.

Dijo que el Gobierno y el Banco Central han actuado desde el inicio de la actual crisis sanitaria con mucha capacidad de manejo de la situación.

Espinal recordó que la inflación actual en Estados Unidos es una que no se veía desde 1981.

“Eso indica que para República Dominicana hay una transferencia de la crisis de Estados Unidos. Positivamente, a pesar de esa inflación norteamericana, el flujo turístico se ha mantenido hacia el país, las exportaciones de zonas francas han crecido y el envío de remesas, si bien no tiene las proyecciones que tuvo en el 2021, se espera que lleguen a unos 9,500 o por debajo de los 10,000 millones de dólares”, apuntó.

Según Espinal, eso indica que aún en medio de la crisis, la economía dominicana es muy resiliente, fuerte y diversificada. “Tenemos una maravillosa economía, tal vez muy mal administrada”, sostuvo el profesional de la economía.

Desde su óptica, eso hace al país menos vulnerable ante la situación mundial, excepto por el precio del petróleo.

Indicó que el Gobierno está actuando por vía del Banco Central, aumentando las tasas de interés.
“Lo mismo que están haciendo en Estados Unidos. Seguimos la política de Estados Unidos, porque nosotros tenemos capitales que vienen al país buscando las tasas altas. Si en Estados Unidos suben las tasas, esos capitales se van a Estados Unidos, que obviamente tiene mayor seguridad y menos riesgos.
Entonces, nosotros tenemos que ir a la par. Si la FED (Reserva Federal) o el Banco Central de Estados Unidos sube las tasas, el Banco Central de República tiene que subir las tasas de interés”, explicó.

El economista Carlos Despradel, exgobernador del Banco Central, en un artículo publicado en Listín Diario el sábado, indicó que “la semana pasada se presentaron acontecimientos que nos permiten entender la grave situación en que se encuentra la economía internacional”.

Citó que “uno de ellos fue la declaración de Jamie Dimon, CEO de JP Morgan Chase, quien dijo que se aproxima una tormenta económica internacional y aunque no puede predecir su magnitud, indicó que de seguro vendrá”.

“Como se trata del presidente del banco más grande de los Estados Unidos, de ahí la importancia de su advertencia”, expuso Despradel.

Advirtió que “en estos momentos no sólo tenemos un exceso de emisión monetaria en el mundo entero, sino también un aumento de los costos de producción, consecuencia de la guerra de Ucrania, la que ha provocado no sólo un espectacular aumento del precio del petróleo, el cual ha llegado a los 120 dólares el barril, sino también un aumento de muchos alimentos básicos como el trigo, los aceites comestibles y otros, pues tanto Rusia, como Ucrania son grandes exportadores del mundo”.

Rememoró que la última vez que se tuvo una situación económica internacional similar fue al inicio de la década del 1980, cuando la tasa de inflación de Estados Unidos llegó a superar el 12.0 % debido a un descomunal aumento del precio del petróleo.

Para frenar la inflación, las tasas de interés bancarias de EEUU subieron hasta 16.5 %, lo que provocó un desempleo de prácticamente el 10 %. Explicó que todo eso arrastró a la economía mundial que entró en una crisis generalizada.

Lo que Andrés Dauhajre sugiere que el país evite

“Hay que evitar el regreso de la recesión de la economía mundial al que conducirán los aumentos agresivos de las tasas de interés de los bancos centrales para contener la inflación y una nueva crisis de la deuda pública en las economías emergentes”, dice, en un artículo publicado en elCaribe (lunes 13 de junio, página 23). Y agrega: “Luego de la depresión global del 2020, caer de nuevo en recesión en el 2022-2023 puede traer consecuencias graves en lo económico y en lo político”. Resaltó que el viernes pasado, los analistas esperaban una inflación acumulada de los últimos 12 meses de 8.3% en los EEUU, y que el pronóstico se quedó corto; la inflación marcó 8.6%.

Conocedores

9.47 %
Fue la inflación interanual de República Dominicana, medida desde mayo de 2021 hasta mayo 2022, según el Banco Central.