Quiosco

Confían tendrán ganancia en apelación del caso Odebrecht

Será el mes próximo cuando el caso Odebrecht vuelva a debatirse en los tribunales, esta vez en uno de alzada, que tiene en sus manos decidir el destino de tres imputados, dos de ellos condenados y el otro absuelto.

Tanto los fiscales anticorrupción como la defensa de los encartados coinciden, basados en sus propios motivos, en que la sentencia emitida en octubre pasado por el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional tiene errores, por lo que recurrieron ante la Tercera Sala Penal de la Corte de Apelación, que ayer aplazó la audiencia el 4 de julio próximo.

La Corte conocerá los recursos de apelación que interpusieron el empresario Ángel Rondón y el exministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa, los dos únicos condenados a ocho y cinco años de prisión, respectivamente, quienes buscan que se revoque esta sentencia.

Por igual, conocerán la objeción que presentó el Ministerio Público solo contra la condena de Díaz Rúa, en busca de que se le aumente a 10 años de reclusión, y el descargo emitido a favor del abogado Conrado Pittaluga, para quien piden siete años de prisión. El órgano acusador no recurrió contra Rondón ni los otros tres descargados.

Confían obtendrán ganancia

Aunque tanto los fiscales como los imputados confían en que obtendrán ganancia de causa, solo una de las partes saldrá airosa del proceso.

El titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho, manifestó que están “convencidos” de que “las falencias” de la sentencia que recurrieron (los cinco años de Díaz Rúa y la absolución de Pittaluga) serán “corregidas” por la Corte, y que, en consecuencia, fallarán a su favor.

“La decisión que ha recurrido el Ministerio Público tiene algunas contradicciones evidentes y apreciaciones incorrectas en algunos hechos y algunas pruebas, manifestó.

Sobre la sentencia que lo condenó a cinco años de prisión por enriquecimiento ilícito, Díaz Rúa dijo que tiene “muchísimos errores”.

“Los mejores juristas que hay, incluso jueces, han dicho que esa sentencia estuvo muy mal porque imagínate yo no estoy en Odebrecht ya yo estoy condenado sin delito procedente por enriquecimiento ilícito pero no hay ningún delito y además tiene muchísimos errores esa sentencia, dicen que yo no presenté pruebas de la diferencias en mis declaraciones juradas y están todas las pruebas”, precisó al hablar con la prensa.

Lo que sucedió en la audiencia de ayer

Ayer, los jueces Pedro Rivera, Daniel Nolasco y Nancy Joaquín, decidieron reenviar la vista para el 4 de julio para que las partes que han propuesto testigos lo citen para el referido día. Además, permitirán que los fiscales y los abogados ingresen al salón de audiencias equipos tecnológicos y audiovisuales para la presentación de sus respectivos recursos. También, se realizará un calendario para establecer las fechas en las que habrá audiencias.