Quiosco

El público y la industria también deben votar

Premios Soberano, el máximo galardón que premia lo mejor del arte dominicano, está pasando por una crisis, que desde mi punto de vista, es innecesaria ya que peligra la existencia de uno de los espectáculos más importantes de la clase artística, y todo por una decisión del gremio que por más de tres décadas lo ha forjado.

Pero esto no ha sido sólo, después de la salida de Brugal como patrocinador, la Cervecería Nacional Dominicana tuvo la benevolencia a finales de los 80, en aquel entonces de manos de la familia León Jiménez, de apoyar esta iniciativa que en 1985 vio la luz con el nombre de Premios Casandra.

38 años después, y luego de Acroarte pasar por una fuerte división, todavía los premios están en el limbo, sin una fecha puesta, por una decisión: dar apertura a la selección de nominados y ganadores, no solo al público, sino también a los empresarios y entidades que día a día hacen el espectáculo.

Desde el 2012, el público pudo votar por su artista favorito mediante la creación del “Soberano del Público”, una categoría en la cual Mozart La Para obtuvo, por seis años ininterrumpidos la presea, siendo desplazado en 2019 por La Insuperable.

Pero en resumidas cuentas, tras la queja pública que hiciera el primer presidente de Acroarte, Carlos T. Martínez, tras una reunión con los altos ejecutivos de CND de donde el gremio no salió muy contento, se pudo notar después que la decisión de la apertura, solicitada por la empresa cervecera, que además de ser patrocinadora, es co-dueña, ha hecho que la realización del premio se quede paralizada en el tiempo.

Y es que la gran inversión que realiza CND, más su posición en el premio, la hace tomar una decisión a manera de solicitud, que es razonable y aplaudible ya que los tiempos han cambiado, y Premios Soberano se ha convertido en una marca país.

Ante el comunicado donde la empresa también expone seguir patrocinando el premio, el gremio acroartista manifiesta que saluda la decisión sin que se varíe la esencia del premio, pero a la vez creen en una evolución significativa de la premiación, a lo que a mi entender, no comprendo.

En fin, lo sugerido es que Acroarte analice y acepte lo que Cervecería le propone, pueden hacerlo de forma gradual, pero el público siempre exigirá “transparencia” y oportunidad de poder elegir a sus nominados y ganadores, así como grandes premios internacionales donde los pataleos son muy mínimos, ya que no sólo es un anillo, sino el público y la industria del entretenimiento que los elige. ¡Piénsenlo, por el premio!

La entrada El público y la industria también deben votar se publicó primero en El Nuevo Diario (República Dominicana).