Quiosco

Las ARS retienen millones de pesos a clínicas

Entre 100 y 200 millones de pesos tienen objetados o glosados en conjunto las clínicas pertenecientes a la Asociación Nacional de Clí­nicas y Hospitales Privados (Andeclip) de parte de las Administradoras de Ries­gos de Salud (ARS) por servicios de emergencias prestados a pacientes afi­liados al Seguro Familiar de Salud (SFS) del Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS).

Las glosas o retenciones de los pagos por servicios, jun­to a otros aspectos que no se cumplen de lo estableci­do en la Ley de Seguridad Social, como la indexación anual acorde al índice por inflación, y el incremento en el costo de los servicios, son parte de las razones que están llevando a in­crementar las quejas de los pacientes y al ahogamiento financiero de centros priva­dos que terminan en cierre de sus operaciones.

Así describieron ayer los doctores Rafael Mena y Fausto Hernández, direc­tivos de Andeclip, la reali­dad que afecta al sector pri­vado de la salud en el país, definido por ellos, como in­comprendido por los pa­cientes y el más golpeado por el SDSS.

Los doctores Mena, presi­dente de Andeclip, y Her­nández, directivo de la or­ganización que agrupa a 135 establecimientos de salud privados, se refirie­ron al tema al participar ayer en el Desayuno de Lis­tín Diario encabezado por su director Miguel Franjul.

Responsabilizan al SDSS de las dificultades y quejas por la atención médica pri­vada del país.

Glosa de Objeción
Los dirigentes de Andeclip señalaron que lo que en los últimos meses ha genera­do mayores quejas y críti­cas son los anticipos econó­micos de internamiento que algunos centros piden y las atenciones de emergencias, pero aseguraron que ningún centro de salud deja de aten­der un paciente que llegue en condiciones de emergen­cia y que entre los afiliados a Andeclip está muy clara la disposición de que todo pa­ciente debe ser estabilizado.

Explicaron que el proble­ma radica en que el médi­co atiende el paciente en la emergencia con todo el pro­tocolo que amerita depen­diendo de su condición de salud, pero cuando presen­tan la factura de medica­mentos, analíticas, imáge­nes, entre otros servicios a la aseguradora, ésta a veces no lo paga o retiene el pago por meses, porque su audi­tor médico entiende que esa prestación no califica como atención de emergencia.

Señalaron que hay centros de salud que tienen en litigio tres y cuatro millones de pe­sos de pago que les han ne­gado por esa razón, y les in­forman que la factura entra a glosa de objeción por no pertinencia.

Explicaron que todos los centros de salud están vi­viendo esa experiencia, con la dificultad de que si la clí­nica niega el servicio, enton­ces la demanda es contra el establecimiento y no contra la ARS que aplicó la glosa.

Los dirigentes de Andeclip dejaron claro que no se opo­nen a la realización de una auditoría médica juiciosa, porque eso ha contribuido a mejorar grandemente la elaboración de las historias clínicas de los pacientes, pe­ro que objetan las auditorías económicas a que son so­metidos.

Fondo especial
El gremio explicó que, ade­más de las glosas, las clíni­cas tienen que esperar hasta 45 días para recibir el pago de los servicios que ofrecen a los asegurados, a lo que se suman, los pacientes aten­didos en la emergencia que no tienen ningún tipo de aseguramiento ni capaci­dad de pago.

Ante esa realidad, los direc­tivos de Andeclip proponen que el Estado especialice un fondo para esas coberturas de servicios que son impa­gables de parte del usuario.

En torno a los internamien­tos y las quejas de pacientes cuando se les pide un anti­cipo económico, explicaron que si el paciente no tiene seguro o la clínica no tie­ne acuerdo con la ARS a la que pertenece, al momento de hospitalizarse el centro no tiene garantías de cubrir los gastos, ya que dos o tres días en una unidad de cui­dados intensivos puede cos­tar entre 300 y 400 mil pe­sos, dependiendo del caso.

Soluciones conjuntas
Entre las principales deman­das que tienen los dirigentes médicos del sector privado, para las que sugieren buscar soluciones conjuntas, están que se cumpla con lo estipu­lado en la Ley 87-01 de Se­guridad Social; que el CNSS aplique la indexación acor­de a la inflación y que se mo­difique la ley de Seguridad Social para que su presiden­te sea el ministro de Salud y no el ministro de Trabajo, como es actualmente, y que se elimine el poder de veto, para que éste quede en ma­nos sólo del presidente de la República.

CLAVES
Otra demanda.
Andeclip también que se amplíe la cobertura del Plan de Servicios de Salud (PDSS) para que se incluya la cobertura de los servicios psiquiá­tricos, la de los medica­mentos ambulatorios y la de nuevas tecnolo­gías, ya que la mayoría de los procedimientos vía laparoscopía están fuera del sistema y que se reduzca la tardanza en el pago por servicios prestados.