Quiosco

Jorge Mera se va, pero será recordado como un hombre de paz

Familiares y el presidente Luis Abinader, dicen que el asesinado ministro fue un buscador de consenso

Como un trabajador incansable, de valores firmes, mediador de conflictos, buscador de consenso, hombre de paz, creyente y perseguidor de las mejores causas, fueron parte de las múltiples cualidades resaltadas del asesinado ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Orlando Jorge Mera, a quien de manera sorpresiva e inesperada le quitó la vida un amigo de infancia en su despacho el lunes al mediodía, cuando este le recibió con la confianza de siempre.

“En mi caso yo espero que Dios lo perdone”, fue una de las frases que marcaron las palabras del presidente Luis Abinader durante la misa de cuerpo presente que se realizó al mediodía de ayer en la capilla San Rafael del Palacio Nacional, en el momento que resaltaba las profundas raíces católicas de la familia del también dirigente y fundador del Partido Revolucionario Moderno (PRM), que desde ya, dijo, perdonaba a Fausto Miguel de la Cruz, confeso asesino de Orlando Jorge Mera y a quien señalan como un amigo de infancia del fenecido funcionario que ocupaba el cargo de ministro desde 2020.

Aunque ya, a través, de un comunicado la familia ofreció perdón al asesino, el hijo de Jorge Mera, Orlando Jorge Villegas, quien evidentemente sacó fuerzas para poder expresarse ante sus parientes, los funcionarios que lo acompañaban en su momento de dolor y la prensa nacional, destacó las cualidades de su padre, pero también lanzó al aire la duda que todo un país tiene sobre el matador: “no sé lo que le pasó por la cabeza”; “nosotros no entendemos lo que pasó”.

Al pronunciar sus palabras ante el féretro de su colaborador y amigo, el presidente Luis Abinader expresó que Jorge Mera asumió y cumplió con gallardía su puesto como ministro, ejerciendo sus funciones con fortaleza, con transparencia, con eficiencia y con los cambios que se han dado en estos años que han conllevado muchos retos y peligros, “a los que Orlando nunca les temió”.

“A este amigo, un buscador infinito del consenso, el que evitaba, incluso la crítica de muchos de nosotros, los conflictos, al que tenía siempre una sonrisa aun en los momentos más difíciles, y al que aun cuando la vida le dio momentos de alegría, también le dio momentos de gran retos y de gran dolor, y resistió con una personalidad fuerte, especial, conformada y yo creo que con la fe que tenía en Dios”, manifestó Abinader.

El gobernante, quien ayer modificó su agenda de trabajo para su viaje a Los Ángeles para participar en la Cumbre de las Américas, aseguró que en los próximos días, semanas y meses, van a extrañar y llorar a don Orlando, como se le decía, pero que también se seguirá hacia adelante tal como él mismo lo hubiese querido y pedido. No obstante a esto, dijo que hay que continuar trabajando para desde el Gobierno, poder contribuir a eliminar o disminuir lo que definió como “la epidemia que vive el mundo”: la violencia, que a la vez catalogó como absurda, salvaje e inútil.

Orlando: En su mejor momento

El ataúd de Orlando Jorge Mera estuvo cubierto por una bandera dominicana. Sus compañeros de gobierno y partido, de aquella organización que fundó y por la que trabajó hasta su triunfo hasta la Presidencia, le hicieron guardia de honor en la capilla, escenario donde su hijo, Orlando Jorge Villegas, aseguró que su padre estaba en su mejor momento porque estaba sirviendo desde un lugar que lo cogió como si hubiese nacido ahí y porque estaba entregado en cuerpo y alma a su función pública.

Conteniendo sus lágrimas, Jorge Villegas rememoró que hace alrededor de once o doce años, él regresaba de estudiar de Brasil y le decía a su padre qué hacía en la política cuando en ese momento pasaba por circunstancias difíciles, pero que su respuesta fue: ‘yo he aprendido a servir al país y aun en momentos difíciles, ahí voy a estar’. “Hoy nos deja pero su legado continúa”, dijo.

Orlando Jorge Villegas, hijo del asesinado ministro Orlando Jorge Mera.

Familia insiste no le guarda rencor a asesino

Orlando Jorge Villegas, hijo mayor del fallecido ministro Orlando Jorge Mera, comentó a los medios de comunicación que su familia no guarda rencor a Fausto Miguel de la Cruz, quien es el confeso asesino de su padre. Confesó que conoció a de la Cruz desde que nació, que su padre no era una persona de muchos amigos, pero que este era uno de los pocos. “Yo conocía a esa persona desde que nací, el padre de esa persona cuando mi abuelo fue presidente fue jefe de la Fuerza Aérea, era una persona muy conocida de mi familia, desde mis abuelos. No sé qué le pasó por la cabeza, no sé”, señaló.

Orlando Jorge hijo
En los momentos más difíciles de su carrera política, siempre mostraba su sencillez, su optimismo y esas buenas vibras”.

La entrada Jorge Mera se va, pero será recordado como un hombre de paz se publicó primero en Periódico El Caribe.