Quiosco

¿Cuánto tiempo ha tomado a los partidos ganar la Presidencia?

Favorecidos por las coyunturas, al PRD le tomó un año; PRSC, dos y al PLD 23, PRM logró ganar a los seis años

A raíz del surgimiento del Partido Fuerza del Pueblo (FP) en las pasadas elecciones bajo el liderazgo Leonel Fernández, y el papel que jugará esa organización en las elecciones del 2024 y el desempeño que logró en el 2020, en el debate político se ha instalado la discusión sobre las posibilidades de éxito de los partidos de nueva formación.

El argumento fundamental es lo complicado que resulta establecer estructuras en todo el territorio que permitan la operatividad y movilización que conlleva un proyecto electoral para coronarse con éxitos como ganar la Presidencia. Pero qué dice la historia, ¿cuánto tiempo ha tomado a los partidos ganar la Presidencia?

Desde el inicio de la democracia en el país con la caída de la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo en el 1961, cuatro siglas han gobernado. El Partido Revolucionario Dominicano (PRD), el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el Partido Revolucionario Moderno (PRM). Al PRD le tomó poco más de un año ganar las primeras elecciones; al PRSC, dos, al PRM seis y al PLD, 23.

El PRD, primer gobierno democrático tras la caída de la dictadura, fue fundado en 1937 en el exilio, pero se sabe que no tenía estructuras nacionales porque la persecución política de la dictadura de Trujillo lo impedía.

El PRD y sus dirigentes llegaron al país el 5 de julio del 1961, a poco más de un mes de la caída del tirano. El 20 de diciembre del 1962, se hicieron las primeras elecciones democráticas y fueron ganadas por Juan Bosch y el PRD, que tenían poco más de un año en el país contra la Unión Cívica Nacional que postuló a Viriato Fiallo. El PRD también logró 22 de 27 senadores y 49 de 74 diputados.

Bosch y el PRD fueron víctima de un golpe de Estado siete meses después de asumir el poder. A ese hecho, le siguió un periodo de inestabilidad política que incluyeron la guerra civil del 1965 y la invasión de Estados Unidos al país. En 1966, el país logró organizar de nuevo las elecciones y compitieron para la presidencia, Joaquín Balaguer y el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) que había sido fundado en 1964, contra Bosch y el PRD, que gravitaban en el escenario desde 1961 y habían obtenido el triunfo en 1962. Las elecciones fueron ganadas por Balaguer y el PRSC con el 57% de los votos, lograron 22 senadores y 48 diputados. Bosch y el PRD alcanzaron 39% de votos para la Presidencia, 5 senadores y 26 diputados.

Desde el 1966 hasta el 1996, el escenario electoral estuvo dominado por el PRD y el PRSC. El PRD volvió a competir y a ganar en 1978 bajo una alianza política denominado “Acuerdo de Santiago” que postuló Antonio Guzmán a la Presidencia. La oposición ganó contra el PRSC y Balaguer que tenía 12 años en el poder. El PRD volvió a ganar en 1982, con Salvador Jorge Blanco como candidato. El PRSC y Balaguer volvieron a derrotar al PRD en 1986. Desde esa fecha, la lucha política cambió de color con el crecimiento del PLD que se había fundado en 1973.

El PLD y Bosch lograron apenas un 1% en su primera participación electoral en 1978. En 1982 llegan al 9.82% y para los comicios del 1986 se posicionó como la tercera fuerza electoral, con 18%.

Tras la salida del poder, el PRD se dividió y fruto de ese proceso, surgió el Partido Revolucionario Independiente (PRI), liderado por Jacobo Majluta que había sido vicepresidente de la Repúblico en los gobiernos del partido blanco. El PRD llegó dividido a las elecciones del 1990 y fueron desplazados del segundo lugar por Bosch y el PLD, que compitieron con la reelección de Balaguer y el PRSC. Unos 17 años después de fundado, el PLD compitió por primera vez por la Presidencia con posibilidades de triunfo. En el cómputo oficial, logró 33% frente al 35% del PRSC, pero el partido morado alegó que fue víctima de un fraude. En esas elecciones el PRD y José Francisco Peña Gómez llegaron al 23% y Majluta al 7%. La abstención fue del 40%.

En la contienda de 1994, el PRSC y el PRD volvieron a concentrar el escenario electoral y el PLD bajó a un lejano tercer lugar con 13%. El resultado generó una crisis política que resolvió con una reforma a la Constitución que fijó elecciones dos años más tarde, en 1996 y prohibió la reelección presidencial. Ese hecho impactó al gobernante PRSC, que por primera vez en 32 años, no llevaría a su líder como candidato.

En las elecciones presidenciales del 1996, el PRSC, por primera vez, cae en el tercer lugar, y el PLD logró el segundo puesto con 37% y con Leonel Fernández como candidato, primer candidato distinto a su líder, Juan Bosch, en 23 años.

El PLD ganó en la segunda vuelta con el apoyo del PRSC, con 51%. En las elecciones del 2000, el gobernante PLD volvió caer en la votación al lograr solo el 25% con Danilo Medina como candidato. El PRSC volvió a postular a Balaguer y lograron el 24% y el PRD con Hipólito Mejía llegó al 49.87%.
Desde entonces, hasta el 2016, el PLD y el PRD dominaron el escenario electoral y el PRSC se disminuyó.

Todas las elecciones desde el 2004 al 2016, las ganó el PLD con más del 50%, pero el PRD se mantuvo como un partido fuerte por encima del 40%. A raíz del resultado de las elecciones del 2012, el PRD se dividió y el hecho se concretizó en 2014, con el nacimiento oficial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), que logró el apoyo de la casi totalidad de la dirigencia del partido blanco.

En el 2015, el PRD bajo el liderazgo de Miguel Vargas, decidió aliarse al gobernante PLD, un paso que dejó todo el escenario opositor al PRM. El naciente partido logró una sólida posición electoral dos años después de fundado, 35% en el nivel presidencial con Luis Abinader como candidato, dos senadores y más de 50 diputados.

En el 2019, el PLD se dividió con la salida de Leonel Fernández y la creación del partido Fuerza del Pueblo (FP). En las elecciones del 2020, el PLD perdió todo el poder que había acumulado en 16 años. Con Gonzalo Castillo como candidato presidencial, llegó al 37% frente al PRM y Luis Abinader, que lograron 52%, con seis años de fundado. Fernández que se postuló por la nueva organización logró 8.9%. El PLD también perdió el control del Senado y la Cámara de Diputados y menos de 20 alcaldías. La historia electoral del país muestra que tener nuevas o viejas estructuras partidarias, ni líder de peso son suficientes para alzarse con el favor del electorado y ganar la Presidencia. Lo que más influye, son las coyunturas políticas de cada momento.

Tendencia internacional

Las redes sociales están empujando el éxito electoral de las nuevas formaciones. El último caso sucedió recientemente en Colombia, en las elecciones de la primera vuelta en la que quedó en segundo lugar el movimiento Liga de Gobernantes Anticorrupción (Liga) que fue fundado por el candidato presidencial, Rodolfo Hernández, de 77 años, en el 2015 y obtuvo el reconocimiento en 2021.

Lo propio ocurrió en Costa Rica. elpartido Progreso Social Democrático, fundado en el 2018, ganó las elecciones de abril pasado en segunda vuelta. En Chile, el Frente Amplio, fundado en enero de 2017, ganó las elecciones en 2021.

Najib Bukele, ganó en El Salvador, legalizó su movimiento político, Nuevas Ideas, en 2018. También ocurrió en México con Andrés Manuel López Obrador fundó su partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), logró reconocimiento el 2014 y ganó en 2018. Desde 2017, al menos diez partidos en distintas partes del mundo han logrado gran avance electoral al poco tiempo.

La entrada ¿Cuánto tiempo ha tomado a los partidos ganar la Presidencia? se publicó primero en Periódico El Caribe.