Quiosco

“Sigo trabajando por la clase periodística y defendiendo la libertad de expresión”

Mercedes Castillo, con 31 años en el gremialismo y 15 como docente, es la única mujer que ha presidido el Colegio Dominicano de Periodistas y en cinco ocasiones

El amor, la admiración y la confianza que destila la clase periodística por Mercedes Castillo, lo hace en su reconocimiento por ser una defensora férrea de la profesión y por poseer una personalidad que no conoce de altivez, ya que lleva el símbolo de la humildad, solidaridad, honestidad y agradecimiento, tatuado en su corazón por naturaleza.

Para esta hija meritoria de Puerto Plata, provincia que la vio nacer en El Café del municipio Imbert, “servir es lo más hermoso, y nunca lo he hecho por prebendas”. Esos principios y tenacidad le han permitido a Mercedes ser la única mujer que ha dirigido el Colegio Dominicano de Periodistas, además de lograr el récord de haber presidido la institución en cinco ocasiones. Asimismo, es la única mujer que ha dirigido el Instituto de Previsión y Protección del Periodista (IPPP). Ese voto de confianza y ese cariño que le han demostrado los periodistas dice haberlo respaldado defendiendo el ejercicio profesional y la libertad de expresión.

Mercedes, hija de Narcisa Sandoval (murió hace siete meses), y de Modesto Castillo, (murió hace seis años), con sus 31 años en el gremialismo, 15 como docente y con múltiples aportes a la clase periodística, tiene muchos momentos satisfactorios que contar.

1. Su amor por los estudios
Desde pequeña soy una lectora voraz. Me gusta leer y escribir.Cuando me inscribieron en la escuela Antera Mota (Puerto Plata), a los siete años, me pasaron de primero a tercero de primaria porque la profesora dijo: “Sabe mucho”. El cuarto, el quinto que lo hice en verano, y el sexto, los cursé en el Virginia Elena Ortea. Aprovechaba las vacaciones porque me gustaba estudiar. Recuerdo esos momentos donde los profesores me incentivaron, lo que me motivó mucho a seguir hacia adelante. También fue de mucha satisfacción el haber hecho el cuarto de bachiller liberando todas las materias y con buenas notas”.

2. De sociología a periodismo
Muy llena de entusiasmo, de Puerto Plata vine a Santo Domingo. Entré a la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) a estudiar sociología, pero en el segundo semestre me dí cuenta que el periodismo es mi vocación, por lo que me transferí de sociología a periodismo. Me gradué en Comunicación Social mención Periodismo en 1988 e inmediatamente ingresé a un programa de maestría que ofreció la Escuela de Periodismo, siendo Onofre de la Rosa director. La graduación fue en 1992. Formo parte de los primeros 12 periodistas que se graduaron de maestría en Política y Planificación de la Comunicación”.

3. Rol en la creación de biblioteca especializada en periodismo
La demanda principal de los estudiantes de periodismo en la UASD era una biblioteca especializada, porque no teníamos dónde investigar. Un día, mientras estaba en el mural de la Escuela de Periodismo de la UASD, Onofre me dijo: “Bachiller, está interesada en formar parte de lo que es la biblioteca especializada”, y le respondí: “Sí profesor, con mucho gusto”. Él, doña Marta de Castro y yo, formamos el Centro de Documentación para las Comunicaciones. Ahí inicié. Ese fue mi primer empleo que lo recuerdo con tanto amor. Eso me llenó de tanta satisfacción que he estado enamorada de la documentación periodística, que ha sido de las cosas que más me han llenado”.

4. Rechazo de nombramiento
En 1983 estuve en el periódico el Sol como estudiante-practicante y de ahí pasé al Nuevo Diario. Estando allí me ofrecieron un nombramiento como reportera, pero tenía que dejar el trabajo en el Centro de Documentación. Quería compartir las dos experiencias, pero no lo permitieron, así que no quise y me quedé en el centro. Eso pasó en 1984, lo cual marcó mi vida”.

5. Presenta propuesta a CDP
Otro momento que recuerdo y que debo mi presencia aquí en el Colegio Dominicano de Periodistas, es que en el 1990, le presenté a la directiva una propuesta para crear un centro de documentación para ofrecerles servicios de investigación a los periodistas. Esa propuesta fue acogida inmediatamente por la directiva que encabezaba Rafael Méndez. Sin embargo, chocaba con la construcción del Colegio, lo que había sido aprobado por el presidente Joaquín Balaguer. Aquí (CDP) había un local viejo y pequeño y, en ese local, entró el proceso de demolición y todo se paralizó. Entonces, en vez de seguir trabajando con el proyecto, me integré a las labores de desarrollo gremial. A partir de ahí, me fui incorporando a todas las labores gremiales. Luego se formó una comisión en la que me designaron coordinadora de los cursos, conferencias y talleres. En ese momento, Dania Goris era quien dirigía la Secretaría de Educación del Colegio”.

6. Primera aspiración
Luego que terminó la gestión 91-93 del Colegio, en la 93-95, Dania me dice: “Mercedes, tú deberías aspirar a ser la presidenta de la Secretaría de Educación del Colegio”, y así lo hice, y ganamos. Aunque tenía mis temores, hay dos señoras a las que les agradezco mucho porque me dieron mucho valor: Dania Goris y Magaly Caram. Magaly me decía, tú puedes. Mientras que Dania me manifestó, Mercedes tú tienes madera para eso. Eché para adelante, lo acepté y gané”.

7. El voto de confianza de los periodistas
Después de asumir la Secretaría, en el próximo período 95-97 aspiré a la presidencia del Colegio. Los periodistas me aclamaron, me dieron apoyo y gané casi con el 80 % de los votos. Ese voto de confianza me comprometió tanto que me dije, no puedes fallarles. Hice un trabajo maravilloso, y me volvieron a reelegir en el periodo 97-99, asumiendo la presidencia con más votos que la primera vez. Luego me retiré por seis años y en el 2005 volví y gané de manera abrumadora. Por mi labor, los periodistas me volvieron a reelegir en el periodo 2007-2009. En el 2013, Olivo de León, candidato a la presidencia del Colegio, me pidió que lo acompañara como presidenta del Instituto de Previsión y Protección del Periodista (IPPP), así lo hice y ganamos; nos reeligieron en 2015-2017. En ese momento, me volví a retirar para que otros vinieran a aportar su granito de arena para el fortalecimiento de nuestra institución profesional que nos agrupa y nos representa. Pero en el 2019, el Colegio estaba en una condición desastrosa, realmente estaba en el suelo. Muchos periodistas se me acercaron y me expresaron que la única que podía levantar la institución era yo. Entonces, en el 2019 de nuevo aspiré. De venir de un Colegio con la imagen destruida y un covid-19 que arropó a la sociedad, les dije a mis compañeros de la directiva: o aprovechamos la oportunidad que nos brinda esta crisis o nos hundimos junto al Colegio, y al final logramos salir adelante”.

8. Gestión para las pensiones de los periodistas
Siendo presidenta en el CDP, le planteo al presidente Leonel Fernández el otorgamiento de pensiones a los periodistas, y hoy me ocupa el honor que desde el 2007 hasta la fecha se sigue haciendo. Anualmente, en ocasión de celebrarse el Día Nacional del Periodista, se entregan pensiones a los periodistas, a esos profesionales que tienen problemas de salud, que tienen los méritos y la edad biológica para recibir una pensión. ¡Qué mejor reconocimiento para un periodista que retirarse con su pensión! Además, tengo el honor de instituir la Medalla al Mérito Periodístico, el galardón que el Colegio le entrega a los periodistas meritorios en el ejercicio de la profesión. En mi gestión la instituímos y se la hemos entregado a más de 100 profesionales de la comunicación”.

9. El orgullo de haber recibido la Medalla al Mérito de la Mujer en el renglón Periodismo
El 8 de marzo Día Internacional de la Mujer recibí la Medalla al Mérito de la Mujer en el renglón Periodismo. Cuando el Ministerio de la Mujer convocó al concurso, el Colegio Dominicano de Periodistas me postuló. Ese galardón los periodistas se lo han gozado, una de las cosas que me ha llenado de mucha satisfacción y de un sabor muy agradable. Para mí hubiese sido horrible que mis compañeros de profesión y la institución no se hubiesen sentido representados por mí”.

10. El amor y respeto por su madre y su hijo
Estoy muy orgullosa de mi madre, quien lamentablemente falleció a finales del 2021, porque mientras yo estaba aquí luchando por todas estas cosas, desde el 91, ella se quedaba con mi único hijo Odalis Santiago Taveras, un joven emprendedor, muy capaz y que estudió cine multimedia en el ITLA. Lo llevaba al colegio, lo buscaba, lo ayudaba a hacer su tarea, estaba pendiente de su educación. Eso para mí es lo más grande”.

Designación en consejo de administración CERTV

“Cuando Luis Abinader se juramentaba como presidente estaba creando todos los equipos de trabajo. En ese momento, la sociedad le estaba reclamando al Presidente que nombrara a las mujeres en puestos claves, pues como mujer de la comunicación que soy, el Presidente me eligió para formar parte del consejo de administración de Radio Televisión Dominicana (CERTV), canal 4. Efectivamente, dije que sí, para contribuir con ese canal”, compartió Mercedes como uno de sus momentos gratos.

“Para mí es una distinción que como mujer de la comunicación me tomaran en cuenta. Me siento muy agradecida de la vida. Sigo trabajando por la clase periodística y defendiendo la libertad de expresión y la democracia de este país”, puntualizó. De acuerdo a Mercedes, la última distinción que ha recibido ha sido de la mano de Carlos T. Martínez, un periodista de la crónica de arte y locutor que tiene una publicación de casi 30 años que se llama Grandes Dominicanos. “Ese periodista se ha dedicado a contactar a dominicanos que sobresalen en las distintas áreas de la vida, en las comunidades, en los municipios, empresas, profesiones, etc. Este año, fui reconocida con el galardón Grandes Dominicanos. Ese acto me llenó de mucha satisfacción, porque ninguno de los reconocimientos ha sido cabildeado…”.

Añadió: “Servir es lo más hermoso que puedes hacer, y nunca lo he hecho buscando prebendas; nunca he ofendido a mi clase profesional. Nadie va a encontrar una carta mía en presidencia solicitando cosas para mí. He respetado mucho el honor de esta institución y el de mis compañeros. Lo más importante es la dignidad y eso me da mucha tranquilidad espiritual”.

Docencia
Durante 15 años, Mercedes fue docente universitaria de las escuelas de periodismo de la O&M, Universidad Católica de Santo Domingo y el Instituto Dominicano de Periodismo.

Rol
Mercedes ha sido productora de programas de radio y televisión; articulista de importantes periódicos como el Listín Diario, Hoy y Nuevo Diario… Además, fundó el periódico Ozama Vocero y creó su propia revista Civismomagine.com.

Vocación
Entré a la Universidad Autónoma de Santo Domingo a estudiar sociología, pero en el segundo semestre me di cuenta que el periodismo es vocación”.

Primera gestión
Los periodistas votaron por mí en masa. Ese voto de confianza me comprometió tanto con los periodistas y con esta institución que me dije: no puedes fallarles”.

Respaldo
Ese voto de confianza y ese cariño de los periodistas lo he respaldado defendiendo el ejercicio profesional y la libertad de expresión”.

Reconocimientos
Ninguno de mis reconocimientos ha sido cabildeado”.

La entrada “Sigo trabajando por la clase periodística y defendiendo la libertad de expresión” se publicó primero en Periódico El Caribe.