Quiosco

La prisión de Duque

Podrá ser inconstitucional o un exceso en la aplicación de la ley, pero la orden de detención domiciliaria del presidente de Colombia, Iván Duque, por supuesto desacato llama mucho la atención sobre el papel de la justicia.

Antes de la sentencia contra Duque, que tanto él como el ministro de Justicia han rechazado, la Procuraduría había suspendido al alcalde de Medellín, Daniel Quintero, por su apoyo, según un vídeo, a la candidatura de Gustavo Petro. En Colombia los funcionarios públicos tienen prohibido participar en campaña electoral.

La suspensión de Quintero y el arresto domiciliario del presidente Duque ordenado por el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Ibagué traducen un sistema judicial que vela por el respeto a las leyes. El mandatario fue encontrado culpable de no acatar una sentencia de 2020 en que se le ordenaba proteger el Parque Nacional Natural Los Nevados.

Los colombianos sabrán como dirimir un conflicto judicial inédito en su historia, aunque la orden envía un mensaje, entre distintas interpretaciones, de que nadie, sin importar la investidura o su posición, están por encima de la ley.

Ir a la fuente

Agregar comentario