Quiosco

El arsenal de muñequito que lleva a Sandy Alcántara a la grandeza

Sandy Alcántara es un jugador que sencillamente se separa del resto, el aire que respira es diferente al promedio, así como sus aptitudes de un mortal con habilidades casi de androide.

Ver un lanzador navegar con gran normalidad por encima de las siete u ocho entradas en una apertura cada día se hace más raro, aunque no sucede lo mismo con el nativo de Azua, para quien la durabilidad es una de sus mayores virtudes.

Tras sus primeras 11 aperturas en la cursante temporada del 2022, sería imposible no ilusionarse con lo hecho por Alcántara, quien tras 74.2 innings de labor, registra una efectividad de 1.81, mientras limita a sus rivales a un promedio de bateo en su contra de .190, al mismo tiempo de poseer una tasa de enfrentamientos terminando en ponches de 24.7 %.

Estos registros no son para nada inusuales, sino que al contrario, solo es una muestra para respaldar la constancia que se ha evidenciado por parte del lanzador dominicano en sus más recientes campañas desde la lomita de los sustos.

Durante el curso del 2019, año en que el diestro visitó el Juego de Estrellas, hasta lo que fue la temporada del 2021, este registró una efectividad de 3.48 en 72 aperturas, logrando de forma combinada un 21.2% de apariciones terminando recetando chocolates, manteniendo a raya a sus rivales que solo le batearon para .229.

Regresando al 2022, zafra que está llamada a ser de consolidación de lo hecho previamente por el derecho de 26 años, podríamos bien guiarnos como marca para predicción en el curso de la temporada del Promedio de Bateo Esperado de sus rivales que ha sido de tan solo .195 basado en la calidad de contacto.

Esto claramente induce a un buen resultado por parte del lanzador, siendo muy parecido a la producción real de sus oponentes, por lo que de mantenerse es claro que los buenos resultados seguirán llegando.

Arsenal de muñequitos

Es normal escuchar en el argot del béisbol que "ese lanzador tiene mucho en la bola", frase que toma un claro significado ante Alcántara, quien tiene un repertorio muy fluido, alcanzando buenos resultados con cada una de las opciones dentro de su arsenal.

Imagina tener que enfrentar una Recta de Cuatro Costuras o Sinker por encima de las 97 millas por horas, mientras que al siguiente pitcheo ver pasar un Cambio de Velocidad de casi 92 MPH o en su defecto un Slider que viaje hasta el plato a 90… este es el yugo al que tienen que enfrentarse cada contrario al dominicano.

Además de una inusual velocidad, el Cambio de Velocidad de Sandy toma un movimiento de 29 pulgadas de caída desde el montículo hasta el plato de forma vertical, mientras que de su lado el Slider hace lo propio a unas 30.3.

De forma totalmente opuesta, su Recta cae a un quiebre de 14.6 pulgadas de forma vertical, así como su Sinker a 21.8.

Desde una diferencia bien marcada en el movimiento que pueda tomar cada pitcheo, así como cifras bastante opuestas de velocidad, pero con una combinación exquisita por el alto uso que le da a cada pitcheo, lo que lo hace indescifrable.

Su Recta de Cuatro Costuras la utiliza en este 2022 en un 26.9% de sus lanzamientos, consiguiendo que sus rivales tan solo logren el promedio de bateo de .224, mientras que con su Cambio de Velocidad que lanza para un 25.3%, ha logrado la brillante tasa de que el 40% de los swings por parte de sus rivales sean abanicados.

Usa su Slider en un 24% y su Sinker en un 22.8%, alcanzando a producir un 33.6% de swings a la brisa con el primer pitcheo mencionado, mientras que, bien los rivales han logrado maltratar el segundo por el promedio de bateo de .279, la tasa esperada de .236, podría hacernos pensar que pueda enderezar el rumbo cuando lo lanza, a medida que avancen las cosas.

Cada lanzamiento bastante distinto en sus conjugaciones de velocidad y movimiento de caída, aunque tocando la sinfonía del mismo son, lo que lleva al dominicano a la cima absoluta por sus propios medios.

Ir a la fuente

Agregar comentario