Quiosco

Documentales de El Nuevo Diario

El cine de ficción es a la literatura lo que el documental para el periodismo. Son géneros entrecruzados que se dan la mano. Se deben los unos de los otros. Ficción y Documental no se complementan porque nada tienen en común, salvo que pueden ser exhibidos en pantalla grande. Se sabe cuándo comienza el uno y cuándo termina el otro. La ficción recrea historias, casi siempre alejadas de la técnica documental. Este último, por el contrario, no solo requiere la orfebrería tecnológica, sino también la investigión histórica, la narración de un hecho verídico, junto a la denuncia social, siempre a través de las imágenes en momiviento.

Juan Deláncer es un periodista que hace cine. Histórico, por cierto. Ese es su mundo. Sacarlo fuera de ese contexto no ayudaría a entender las producciones de las que ha estado al frente. Por ejemplo, su filme de ficción “Trópico de cáncer” devino en un homenaje a las hermanas Mirabal y a Manolo Tavarez Justo. La historia se inspira en hechos reales, sin embargo, sus personajes hablan e interactúan y cobran vida por sí mismos, no por historiadores ni testimoniantes.

Su más reciente obra, producida por “Documentales Nuevo Diario” posee indudables valores periodisticos. Es un trabajo de cincuenta y tres minutos a partir de testimonios de testigos directos, indirectos, políticios, historiadores e intelectuales. Reconstruye la herencia dictatorial y la costumbres de vida y conducta asumidas en el país a partir de un regimen despótico que desgobernó el país por más de treinta años.

La superposición de fotos, documentos y palabras testimoniales, permiten al enfrentar nuestro propio rostro por tantos años de dictadura.

Hay una intención aleccionadora, una moraleja difusora que propone un cambio en la mentalidad del hombre y la mujer dominicanos. No es documento para ser exhibido en un cine, comiendo palomitas y bajo los principios estéticos de una puesta en escena. Su función es expositiva, educativa y mira a nuestro propio interior. Un cambio de conducta es el metamensaje que se desprende de este estudio que requirió un gran esfuerzo en su realización debido a la cantidad de personas, fuentes, datos, fotos y cifras involucradas en el mismo.

Este documental se une a la ya extensa lista de trabajos audiovisuales sobre la figura del dictador Rafael Leonidas Trujillos. Felicitamos a su director, Juan Délancer por mantener encendida la llama del periodismo de investigación.

Ir a la fuente

Agregar comentario