Quiosco

Danilo Medina asegura que el PLD no distingue entre “popis” y “wawawa"

El expresidente de la República, Danilo Medina, aseguró este domingo que solamente el Partido de la Liberación Domincana (PLD) le garantiza al país un gobierno para toda la población, sin distinguir entre “popis” y “wawawa".

“Solo el PLD garantiza el gobierno de todos y todas. Sin exclusión, sin ciudadanos de primera y de segunda, sin distinguir entre ‘popis’ y ‘wawawas’”, manifestó el exmandatario.

Medina dio estas declaraciones durante un acto de juramentación del referido partido de oposición en la provincia Monseñor Nouel, donde anunciaron que se unieron alrededor de diez mil nuevos miembros.

Asimismo, Danilo aseveró que el único partido que ofrece una alternativa de Gobierno “real, estable y duradera” es el PLD.

El exmandatario también criticó las medidas tomadas desde el Gobierno para combatir la delincuencia, al asegurar que el país se enfrenta a una “ola de criminalidad” que no se había visto en décadas.

Similarmente, resaltó el incremento de la violencia en el país, afirmando que durante el 2021 se registró un aumento de homicidios, en comparación con sus últimos dos años como jefe de Estado.

Discurso íntegro de Danilo Medina

Miembros del Comité Central;

Regidores, Vocales y Dirigentes provinciales;

Presidentes Municipales;

Presidentes de Comités Intermedios;

Presidentes de Comités de Base;

Compañeros y compañeras:

Antes que nada, quiero sinceramente darles las gracias a todos ustedes, por volverme a abrir las puertas de su casa y por hacerme sentir la alegría y la hospitalidad que tanto distingue a los ciudadanos de esta provincia de Monseñor Nouel.

En esta ocasión, ese entusiasmo se siente todavía más, con tantas caras nuevas, con tantos rostros jóvenes, ¡porque hoy venimos a sumar nuevas estrellas al firmamento del Partido de la Liberación Dominicana!

Más de 10 mil hombres y mujeres que se unen a esta gran familia y que, desde ya, tienen el compromiso de servir al partido, ¡¡para servir al pueblo!!

¡Sean todos bienvenidos a su nueva casa!

¡Han llegado al partido correcto, el partido que dirigirá los destinos del país en el 2024!

Por eso, quiero agradecer y reconocer a todos los que hoy entran a formar parte de esta gran familia y, por supuesto a toda la dirigencia de esta provincia, que ha hecho un excelente trabajo, para que Monseñor Nouel esté entre las provincias que más nuevos afiliados han sumado al PLD en estos últimos meses.

¡¡Un fuerte aplauso para todos!!

¡Porque ustedes son los grandes protagonistas del futuro de nuestro partido y de nuestro país!

Compañeros peledeístas,

Tengan presente siempre que el compromiso que hoy hacen es un compromiso de servicio, de amor a la Patria, de entrega y de trabajo.

Porque queremos que allá donde haya un peledeísta, en cada calle, en cada barrio, en cada campo, brille una estrella, capaz de llevar esperanza a los hogares, ahora que tanto la necesitan.

Y esas estrellas son ustedes. No olviden nunca que una estrella es esa persona que siempre se ofrece para ayudar.

Una estrella es el amigo leal que está cerca en los peores momentos.

Una estrella es el que se esfuerza para que su comunidad avance.

Una estrella siempre tiene tiempo para trabajar por su país.

Así ha sido siempre la militancia del PLD, entregada, disciplinada, formada, capaz, entusiasta. Y así son ustedes. Eso es lo que nos diferencia, nuestra gente.

Que nadie se engañe. El PLD es el partido con una organización sólida, bien constituida, democrática y disciplinada.

El PLD es el partido capaz de enderezar el destino del país, de llevar soluciones a la gente, de retomar la agenda del progreso. En definitiva, ¡el partido que sabe gobernar!

Amigas y amigos,

Para mí siempre es muy grato volver a aquí, a Bonao, porque juntos hemos construido grandes proyectos y pusimos en marcha muchas iniciativas en favor de la comunidad.

Hace un ratito, cuando estábamos de camino, veníamos recordando.

Que, en 2020, una de mis últimas visitas como Presidente de la República a esta provincia, fue para dejar inaugurado el hospital Pedro Emilio Marchena.

No eran días fáciles, lo abrimos en plena pandemia, cuando más falta hacía, porque a pesar de las dificultades, las obras que estaban en marcha no se detuvieron nunca, todo lo contrario. Sabíamos que la gente necesitaba apoyo y ahí estábamos, con más dedicación que nunca.

Y ahí está el hospital, al servicio de todos, pero muy especialmente de las madres de esta provincia, que hoy cuentan con un lugar digno donde dar a luz y con una unidad pediátrica en la que sus niños puedan ser atendidos.

A las personas hay que demostrarles que de verdad nos importan con hechos. Y así lo hicimos. Y no fue solo el hospital, fueron muchas obras más, entre ellas, 26 centros educativos.

Y para no cansarles, solo citaré dos obras más por los que significan para esta provincia.

Me refiero al elevado de Piedra Blanca y la carretera Piedra Blanca- Rancho Arriba, con la cual, fueron unidas las regiones Norte y Sur del país.

Esas son las cosas por las que vale la pena hacer política. Para poder resolver los problemas de la gente, darles respuesta, estar a su lado cuando necesitan apoyo. Eso es lo que hace que se olviden todas las dificultades.

Y esa vocación de servicio se puede ejercer desde cualquier lugar, no hace falta estar en la presidencia ni en un alto cargo, también se puede demostrar esa vocación desde la oposición y trabajando en las comunidades.

Lo importante es escuchar y tener voluntad de ayudar. Y eso es lo que estamos demostrando en el PLD.

Compañeras y compañeros,

Les hablo como ciudadano, como una persona que ama la República Dominicana y no puede mirar para otro lado cuando ve el sufrimiento de la gente, el deterioro de las condiciones de vida, el miedo por la falta de seguridad en las calles del país.

Lo decía hace un par de semana y lo repito hoy. Es cierto, este gobierno solo tiene dos años en el poder y en ese tiempo no puede resolverlo todo. Y es cierto también que nuestro país no era perfecto cuando salimos de la presidencia en 2020, ninguna obra de gobierno es perfecta.

Sin embargo, sí habíamos dado muchos pasos en la dirección correcta, pasos que nos llevaban a mayores niveles de bienestar y desarrollo. ¡¡Los mismos pasos que ahora estamos caminando hacia atrás!!

Eso es lo que realmente nos preocupa, que se pierdan las conquistas de la gente que tanto costó alcanzar.

Le pedimos que no hagan retroceder a las familias dominicanas. Que no las sigan empobreciendo y que no sigan poniendo en peligro sus vidas.

Durante los gobiernos del PLD, año tras año, en todo el país aumentó el empleo, la producción de alimentos, la energía eléctrica y la tranquilidad en los hogares.

Desde 2012 habíamos logrado que la gente se sintiera más protegida y acompañada con servicios de calidad y gratuitos, como el 911 o la asistencia vial.

La seguridad estaba, poco a poco, mejorando. Las cifras de delitos y de homicidios descendían, año tras año.  También los robos y asaltos bajaron. Poco a poco, sí, con dificultades, claro, pero íbamos en la dirección correcta.

Sin embargo, tras dos años del nuevo gobierno el panorama es muy diferente. Ahora, según cifras oficiales del propio gobierno, en 2021 hubo 1,172 homicidios. Casi 1,200 dominicanos muertos, lo que representa un aumento de 22% comparado con el 2020 y de 14.2% en comparación con el 2019.

El pueblo se pregunta ¿Qué ha pasado en estos dos años para que lleguemos hasta aquí? ¿Esto también es culpa del COVID o de la guerra en Ucrania?

Si fuera así, veríamos una tendencia similar en toda la región. Sin embargo, una vez más, no es eso lo que nos dicen los datos. Tomemos como referencia Centroamérica, que no es precisamente la región más pacífica de nuestro continente y comparemos:

Honduras: la cifra de homicidios se redujo más de 8% en 2021 en comparación con 2019.

Guatemala: la reducción fue de 12%

Y en El Salvador, a pesar de la difícil situación con las pandillas, los homicidios fueron en 2021 casi 50% menos que en 2019.

Entonces, ¿Por qué los dominicanos vivimos ahora una oleada de violencia y criminalidad como no la habíamos visto en décadas?

Muy sencillo, porque el gobierno ha descuidado y descontinuado todos los avances del pasado. Porque en vez de reforzar los servicios de asistencia los están dejando morir.

El sistema 911, que era un modelo de eficiencia, calificado como excelente por los propios ciudadanos, hoy vemos como se desploma por la mala gestión.

El sistema de videovigilancia que antes funcionaba en los puntos de mayor delincuencia con más de 1,200 cámaras, ya tiene más de la mitad de las cámaras están fuera de servicio.

El programa de monitoreo semanal a las actuaciones y niveles de raterismo, también se ha dejado de lado.

El programa de diálogo con la comunidad, ha sido totalmente descontinuado.

En resumen: el gobierno está dejando a la ciudadanía sola, cuando más ayuda necesita.

Tal vez creen que de esta forma les hacen daño al PLD, pero se equivocan. Les están realmente haciendo daño a la gente, a los más humildes.

Sin embargo, el PLD no va a caer en la trampa de la oposición irresponsable, como se hizo en el pasado. Nuestro partido no hace promesas imposibles de cumplir, ni ofrece fórmulas mágicas.

Porque nosotros sí sabemos lo que es gobernar, las dificultades que implica, las realidades que hay que enfrentar. Por eso, cuando el actual presidente estaba en campaña aseguró que seguiría un plan diseñado en Nueva York con el que en 2 años reduciría la delincuencia en un 50%.

Aquí estamos, dos años después, aquí está su pueblo, sufriendo doblemente: sufriendo por la inseguridad y sufriendo porque traicionaron su confianza.

Ahora, cuando se ha visto de frente con la verdad, el gobierno, para justificarse, nos pide que seamos una oposición constructiva.

Y nosotros estamos más que dispuestos a serlo, porque nos duele la gente y queremos lo mejor para nuestro país.

Por eso, cuando el presidente pide “una sola propuesta de solución” nuestros técnicos no le dan una, sino más bien una docena. Y en todos los ámbitos. También en materia de seguridad.

Por eso, cuando pide diálogo para solucionar los problemas de la gente, el PLD se sienta a la mesa.

Y por eso, mientras otros buscan excusas y culpables, el PLD va a estar junto a las grandes mayorías, escuchando y ofreciendo soluciones, para sacar adelante el país, ¡Como siempre lo hemos hecho!

Porque solo el PLD garantiza el gobierno de TODOS Y TODAS. Sin exclusión, sin ciudadanos de primera y de segunda, sin distinguir entre “popis” y “wawawas”.

Solo el PLD ofrece una alternativa de gobierno real, estable y duradera, capaz de hacer llegar más oportunidades a todos los hogares.

Y en este punto quisiera explicar en que se basó la política de seguridad ciudadana del gobierno pasado.

Creíamos y creemos firmemente que la mejor estrategia para combatir la inseguridad es combatir sus causas, que son múltiples y, en buena parte, de origen socioeconómico.

La evidencia científica respalda esta perspectiva. Un estudio de la universidad de California mostraba ya en los años 90 que, si invertimos un millón de dólares en el endurecimiento de las penas, lograremos evitar alrededor de 50 delitos.

Sin embargo, ese mismo millón de dólares invertido en capacitación para los padres sobre la crianza de los hijos, triplica los resultados. Y, aún más, si se invierte en motivar a los jóvenes a que terminen la secundaria, los resultados se quintuplican. Es decir, conseguiríamos evitar alrededor de 250 crímenes.

No es casualidad, que los países con mayores índices de desarrollo humano se encuentran también entre los más seguros del mundo.

Allá, donde los ciudadanos cuentan con un sistema de seguridad social largamente establecido, con estabilidad económica y condiciones de vida digna, el crimen, la violencia y la conflictividad social se reducen drásticamente. Por contraposición, las sociedades donde las diferencias económicas y sociales son más pronunciadas, suelen tener índices de delincuencia más elevados. Y las áreas donde las familias viven más hacinadas son más proclives a los conflictos entre vecinos.

Esa es, en el fondo, la gran diferencia en las cifras de criminalidad entre los países del hemisferio norte y los del hemisferio sur.

Por eso, el gobierno pasado apostó firmemente por políticas sociales destinadas a reducir brechas, abrir puertas y construir capital humano y tejido social.

Con este objetivo, desde el 2012 implementamos acciones para combatir de frente la pobreza, la desigualdad y la inequidad social.

Aquí tienen algunos ejemplos:

En 2012 teníamos 2 millones 300 mil afiliadas en el régimen subsidiados de la seguridad social, a nuestra salida del gobierno los beneficiarios estaban alrededor de 4 millones.

Desde la creación de Banca Solidaria en el año 2012 se otorgaron créditos a más de 600 mil personas para emprender o mejorar sus negocios.

El Banco Agrícola benefició a más de 400 mil pequeños y medianos productores.

Asimismo, se entregaron más de 72 mil títulos de propiedad a personas pobres de todo el país.

El FEDA benefició a más de 60 mil productores.

A través del programa de Visitas Sorpresa se crearon más de 200 mil empleos directos e indirectos y se benefició a más de 800 cooperativas y asociaciones con más de 100 mil socios.

De los Programas Progresando con Solidaridad entre el 2012 y 2019, cada mes, más de 800 mil familias recibieron alimentación básica con el programa Comer Es Primero.

En la tanda extendida cubrimos a más de 1 millón 335 mil estudiantes, prácticamente el 72% de la población estudiantil del sistema público y semipúblico del país.

Y debo recordar que esas familias no tenían que hacer gastos de alimentación para sus hijos, porque los niños recibían desayuno, comida y merienda todos los días, además de que, las madres disponían de más tiempo para desarrollarse, ya sea trabajando o estudiando.

Entre maestros y estudiantes, se distribuyeron más de 434 mil computadoras y en los almacenes del MINERD, se dejaron más de 188 mil equipos.

Desde el año 2012 hasta el 2019 se otorgaron más de 100 mil becas nacionales y más de 15 mil internacionales para jóvenes que querían avanzar en su formación académica.  Entre otras muchas más políticas sociales que por el tiempo y espacio no puedo enumerar.

El desarrollo de estas políticas fue lo que permitió que la pobreza se redujera a la mitad en el país, de 40% a 20.5% y la pobreza extrema bajó de 9.9% a 2.7%.

Pero el dato que quiero resaltar en este día es que la tasa de homicidio registró bajas año por año en el período 2012- 2020.

En el 2011, la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes en la República Dominicana era de 21.9%.

Para el 2012 era de 19.5%.

En el 2013, bajó a 16.8%.

Al 2014, la tasa de los homicidios se encontraba en 14%.

Para el 2015, cayó a 12.6%.

En el 2016, llegó a 12%.

En el 2017, se mantuvo en 12%.

Para el 2019, bajo hasta 9.9%.

Y en el 2020, llegó hasta un 8.7%.

Lo que significa que en el período 2012- 2020, la tasa de homicidio se redujo en más de 60%, que es el resultado directo de las políticas sociales que se aplicaron en el período 2012- 2020, por el gobierno pasado.

Compañeros y compañeras,

En el PLD estamos demostrando con hechos, como siempre lo hicimos, que somos el partido que cumple su palabra con la ciudadanía y que logra, una tras otra, las metas que se traza.

Lo demostramos mientras gobernamos, y también lo estamos haciendo ahora, a lo interno de nuestra organización.

Durante la celebración de nuestro último congreso, nos propusimos modernizar el partido y dar más participación a todos y todas. Y así ha sido. Ahora el PLD es un partido en el que todos pueden hacer oír su voz.

Por eso estamos aquí, por eso están ustedes aquí. Porque sus voces son importantes y este es el partido que escucha y permite que todos participen.

También nos propusimos ser un partido más inclusivo y con más participación de mujeres y jóvenes, en todas las instancias.

Lo que quizás no imaginábamos, y realmente nos llena de alegría y orgullo, es el entusiasmo con el que miles de jóvenes y mujeres han respondido a este llamado. ¡Estamos viviendo una efervescencia que no se veía en décadas en nuestro partido y eso es lo que nos garantizará la victoria en el 2024! ¡La energía de las nuevas generaciones!

Además, en el Congreso José Joaquín Bidó nos comprometimos a renovar la oferta electoral y realizar una consulta nacional abierta y transparente para elegir a nuestro aspirante a la candidatura presidencial.

El próximo 16 de octubre se llevará a cabo esa consulta en la que todos podrán participar, tanto si son del PLD como si no, para elegir al precandidato con el que nos sintamos más identificados.

¡Contamos con todos ustedes para que tengamos una participación MASIVA! Para que este sea un proceso ejemplar, una fiesta de la democracia, como siempre ha sido el sello del PLD.

Porque el precandidato que elija el PLD será, sin duda, ¡el próximo presidente de la República en el 2024!

Tenemos 6 aspirantes a la precandidatura presidencial, 3 mujeres y 3 hombres, cada uno de ellos con excelentes propuestas para volver a encaminar a nuestro país hacía el desarrollo y el crecimiento.

Todos y todas tienen la experiencia, la responsabilidad y la integridad que se necesita para ser un buen presidente.

Y, sobre todo, tienen lo más importante. Tienen a su servicio al mejor equipo, a la mejor militancia, a los hombres y mujeres mejor preparados. ¡¡Tienen tras de sí la maquinaria imparable del PLD que nos llevará hasta la victoria!!

Queridos compañeros,

El PLD les ofrece: Oportunidades, formación, puertas abiertas, la posibilidad de desarrollar su potencial y de llegar a lo más alto en la política, ¡de la mano de la única formación política realmente organizada en todo el territorio nacional!

Pero para llegar a lo más alto hay que hacer el trabajo. Créanme, se lo digo por experiencia. No hay atajos, no hay almuerzo gratis.

Todo lo que ya hicimos, todas las obras entregadas aquí en Bonao y en todo el país, están ahí para dar fe de nuestra capacidad y nuestro compromiso con el país, sin duda.

Sin embargo, ahora lo más importante, lo que la gente espera de nosotros es que seamos capaces de mostrar nuestra visión de futuro, nuestro plan para resolver los problemas de hoy, que están ahogando a la gente y los que surgirán en los próximos años.

Hay que salir a escuchar a la gente y a hacerles saber que las cosas pueden ser diferentes. ¡Salgamos ahí fuera a recordárselo a todos!

Hay que seguir construyendo confianza, hay que incorporar más y más hombres y mujeres a esta causa, que no es otra que la lucha por el futuro de nuestro país.

Ustedes son las estrellas que se suman y suman a su vez a otras estrellas, para seguir brillando, para seguir renovando al PLD y trayendo más prosperidad y más esperanza a todo el pueblo dominicano.

Esa es nuestra labor, ahora y durante los próximos dos años, ¡trabajar hasta hacernos merecedores en 2024 del apoyo de la mayoría del pueblo dominicano!

¡Y juntos volveremos a ser victoriosos en las elecciones de 2024!

¡¡Qué viva el PLD!!

¡¡Qué viva la República Dominicana!!

¡Muchas gracias a todos!

Ir a la fuente

Agregar comentario