Quiosco

Colinas del Seminario: Otro de los residenciales que utilizan seguridad privada

Uno de los tópicos más preocupantes de la población dominicana es la inseguridad ciudadana a causa de su incremento a diario. Esta es una posible razón por la que muchas de las viviendas o residenciales, en busca de su tranquilidad, optan por utilizar servicios de seguridad privada.

El residencial Colinas del Seminario, ubicado en el Distrito Nacional, es uno de los que actualmente se abastece del sistema de seguridad privada con el propósito de contrarrestar el aumento de robos y atracos.

De acuerdo con Alejandro Laureno, miembro de la junta de vecinos del residencial, dentro de los mecanismos que utilizan para resguardar el poblado está el servicio motorizado durante las 24 horas y los 7 días de la semana. El servicio también cuenta con vigilancia en cada una de las tres entradas junto con el apoyo de la Policía Nacional.

Cada garita tiene habilitado un sistema de cámaras, el cual registra el momento de la entrada y salida de los visitantes. Cuando una persona llega al complejo debe entregar un documento de identificación y en caso de ser residente debe de mostrarle a la seguridad el ticket que lo identifique como propietario o inquilino.

Según lo indicado por Laureno, para entrar o sacar algún mueble o electrodoméstico se requiere completar un formulario en la oficina de la Junta de Vecinos.

Aquí, los encargados de la seguridad están debidamente identificados con la vestimenta estipulada. También en el caso de los que trabajan con la empresa portan un equipo de armamentos ante cualquier eventualidad.

Robos en el tiempo anterior

De acuerdo con la presidenta de la junta de vecinos, Adolfina Ramírez, quien también es residente en el complejo de viviendas, antes de implementar el sistema de seguridad privada se vieron afectados por diversos sucesos de robos, agresiones y atracos a manos armadas. Hechos delincuenciales que motivaban a que los residentes se mudaran del sector, abandonando hasta su propio hogar.

“Aquí un 80 por ciento de la población fue asaltada. Hasta yo fui asaltada en la puerta de mi casa”, indicó Ramírez.

Otro de los males que afectaba anteriormente a Colinas del Seminario era que todos los vehículos tenían acceso al condominio. “Las puertas estaban sin seguridad, los ciudadanos estaban intranquilos por la cantidad y movimiento de vehículos porque no había control en la entrada”, añadió Alejandro Laureno. 

En el residencial se ubica una cañada próxima al barrio La Yuca, y para evitar que los malhechores pasaran por el área, se colocó una verja, esto fue contado por Laureno. 

“La seguridad se ha mantenido en el entorno con mucho sacrificio e inversión de los residentes, supervisión constante y reuniones permanentes con nuestros supervisores, para resolver asuntos que se presentan”, manifestó Dafne Lagares, residente de Colinas del Seminario.

Los vigilantes cuentan con la ventaja de reportar cualquier anomalía que visualicen ya que mantienen una constante comunicación entre ellos. 

A pesar de que los entrevistados dicen no poder quejarse del servicio que ofrece la Policía Nacional en su colonia, esto es una prueba más de que los ciudadanos dominicanos han tenido que implementar por sus propias vías la manera de protegerse ante la ola de robos y atracos. 

Ir a la fuente

Agregar comentario