Quiosco

"Quirinito" llama la atención tras solicitud de revocación de libertad condicional

El próximo 14 de junio será conocida una solicitud de revocación de libertad condicional de Pedro Alejandro Castillo Paniagua, popularmente conocido como “Quirinito”, uno de los casos judiciales más famosos en el país durante la última década.

Pero a pesar de haber sido enviado a prisión por 30 años de cárcel en 2010, lo que más captó la atención de los dominicanos en relación a Castillo Paniagua no fue la razón de su condena, sino su presunta muerte y posterior “resurrección”.

Esta situación resultó en una de las instancias más bochornosas para el Poder Judicial pero, ¿por qué fue encarcelado “Quirinito”?

A pesar de que Castillo Paniagua, sobrino del conocido narcotraficante Quirino Ernesto Paulino Castillo, estuvo por mucho tiempo vinculado al tráfico de drogas, fue sentenciado a prisión por crímenes distintos.

El primero se trató del secuestro de un hombre, identificado como Víctor Manuel Mella.

Mella desapareció en 2007 cuando se dirigía a su residencia, ubicada en el sector Jardines del Norte, en el Distrito Nacional. Según el expediente, Quirinito interceptó a Mella con un arma de fuego, obligándolo a abordar la yipeta que conducía y lo trasladó a un lugar desconocido.

Por esto, la Primera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional dictó tres meses de prisión preventiva en el Centro Correccional y Rehabilitación (CCR) Najayo-Hombres en contra de Castillo Paniagua.  

El segundo fue el asesinato del ciudadano español Gustavo Adolfo Cervantes, alias “Waikikí”, en un hecho ocurrido el 10 de septiembre de 2008, que similarmente fue asesinado al llegar a su hogar en el sector Madre Vieja Sur, de  San Cristóbal

Se trató de un caso extenso, que recorrió al menos siete tribunales para su resolución, con su sentencia siendo finalmente reducida de 30 años a 20.

Muerte y resurrección

En 2017 a Quirinito le fue variada su sentencia a prisión domiciliaria debido a un aparente delicado estado de salud, certificado por la recomendación del médico legista Orlando Herrera Robles, alegando que el detenido debía tener un seguimiento estricto.

No obstante, a principios del mes de julio de ese año el mismo Herrera Robles certificó la muerte de Castillo Paniagua, asegurando que habría fallecido por un fallo cardíaco, debido a un infarto agudo al miocardio.

Pero tres meses después la Procuraduría General de la República (PGR) informó que tenía evidencias de que Quirinito estaba vivo, emitiendo una orden de captura nacional e internacional, para apresarlo nuevamente.

Cinco años después de su “muerte”, Quirinito sigue prófugo de las autoridades.

Suspensiones

Tres personas fueron suspendidas de sus funciones por el caso, entre ellas Herrera Robles. También la jueza de ejecución de la pena de San Francisco, Aleyda Jiménez Acosta, quien concedió prisión domiciliaria y al juez de San Cristóbal, Willy de Jesús.

Ir a la fuente

Agregar comentario