Quiosco

Estados Unidos ordenó decomisar el Flying Fox

La Oficina de Control de Activos Extranjeros y contra el Lavado de Activos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (OFAC) ordenó a las agencias de investigación de USA el decomiso del lujoso yate ruso Flying Fox que estuvo retenido en el puerto Don Diego, en Santo Domingo, por espacio de un mes y luego fue sacado sin informar su destino.

El 22 de abril, el yate Flying Fox salió del puerto Don Diego, donde estuvo anclado desde el 25 de marzo luego que los Estados Unidos solicitara a las autoridades dominicanas su retención, debido a que tiene abierta una investigación en contra de varios objetivos dedicados al lavado de activos a escala internacional.

“Estados Unidos ha ordenado el decomiso del yate. Lo ejecutan agencias de investigación de USA”, confirmó una fuente de la investigación que se hizo cuando el yate estuvo retenido en República Dominicana.

La presencia del Flying Fox en las costas dominicanas se registró el pasado 12 de marzo cuando algunos medios informativos y redes sociales dieron la noticia de que el fundador y presidente de Amazon, Jeff Bezos, estarán en el país a bordo de la embarcación, lo cual fue desmentido poco después.

Para ese momento el yate se ubicaba en las costas de La Romana, al este del país, pero una semana después llegó hasta el puerto Don Diego, en Santo Domingo.

El megayate propiedad del magnate ruso Dimitry Kamenshchik duró un mes retenido en el río Ozama bajo la vigilancia de la Armada Dominicana, donde fue allanado por la Procuraduría General de La República, la Administración de Control de Drogas es la agencia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos y la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).

Las pesquisas al barco se produjeron luego que el Gobierno estadounidense solicitara su retención a República Dominicana, como parte de sanciones impuestas por Washington a funcionarios y oligarcas rusos vinculados al presidente de Rusia, Vladimir Putin, tras la invasión en febrero a Ucrania.

Es propiedad del empresario ruso a través de empresas offshore. Forbes señala que pertenece a Dmitry Kamenshchik.
La Oficina de Control de Activos Extranjeros es un organismo de control financiero dependiente del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos que se ocupa de la aplicación de las sanciones internacionales estadounidenses en el ámbito financiero, sobre todo en el marco de la protección de la seguridad nacional y en el apoyo de la política exterior de los Estados Unidos.

Como un componente del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, la OFAC opera bajo mando de la Oficina de Terrorismo e Inteligencia Financiera y está compuesta, principalmente, por asesores de inteligencia y abogados. Si bien la Casa Blanca establece en términos generales muchos de los objetivos de la OFAC, la mayoría de los casos individuales se desarrollan como resultado de las investigaciones realizadas por la Oficina de Globalización de Objetivos de la OFAC (OGT).

A veces descrita como una de las agencias gubernamentales «más poderosas, pero desconocidas. La OFAC se fundó en 1950 y tiene el poder de imponer multas significativas contra las entidades que desafían sus directivas, incluida la imposición de multas, la congelación de activos y la prohibición a las partes de operar en los Estados Unidos.

En 2014, la OFAC alcanzó un acuerdo récord de 963 millones de dólares con el banco francés BNP Paribas, que era una parte de una multa de 8900 millones de dólares impuesta en relación con el caso en general.

Sobre la nave
El Aeropuerto Domodedovo de Moscú, propiedad de Kamenshchik, atendió en 2017 a unos 30,7 millones de pasajeros, de acuerdo a la revista.

Las autoridades rusas apresaron a Kamenshchik por cargos vinculados con las medidas de seguridad en el aeropuerto en el momento de un ataque terrorista en 2011. Cinco años después, un tribunal de Moscú decidió liberar al empresario del arresto domiciliario que se le había impuesto.

Ir a la fuente

Agregar comentario