Quiosco

Cumbre de Las Américas, un buen escenario para tratar crisis de Haití

El presidente Luis Abinader adoptó una posición diplomáticamente sabia al decir que se sentiría “más contento” si Cuba asistiera a la Cumbre de las Américas que tendrá lugar en Los Ángeles, entre el 6 y 10 de junio, por iniciativa de los Estados Unidos.

?Con esa postura, Abinader no contraría al país anfitrión que de seguro ya lo invitó puesto que la Cumbre se celebrará la semana que viene, ni a México que aboga por la invitación de todos los países, y así también al CARICOM.

?Abinader también respetaría la posición de los Estados Unidos en el caso de que se les niegue la invitación a los tres países bajo la ojeriza del sector más duro del Departamento de Estado: Cuba, Venezuela y Nicaragua.

?Los asuntos domínico-americanos son de tanta importancia para Abinader en materia del intercambio comercial, las relaciones políticas, los problemas con Haití y el turismo, que no hay chance para que el gobernante dominicano se acoja a la posición mexicana.

?Vistos todos los elementos mencionados y el problema del tráfico de personas y drogas por la región caribeña, probablemente al presidente Biden le interese reunirse con el presidente Abinader, ya de manera bilateral o junto a otros países del Caribe.

?Esa sería una excelente oportunidad para que la parte dominicana lleve al conocimiento del presidente norteamericano el serio problema que representa para la RD la presencia de pandillas armadas en Haití que podrían influir en el ánimo de la delincuencia dominicana, ya bastante soliviantada.

?Para Abinader es importante tallar un liderazgo regional que los Estados Unidos respeten y utilicen como interlocutor de otros países de la región menos afortunados. El formidable atractivo del país para el turismo, que ha crecido pese a la pandemia, suma en su favor.

????México radical
?México está en un plano radical en cuanto a que a la Cumbre deben asistir todos los países incluso Cuba, Venezuela y Nicaragua, que hasta el momento de escribirse este trabajo no habían sido invitados y que, en el caso del segundo, existe una situación sutil.

?Estados Unidos, el anfitrión, no tiene relaciones con el presidente de Venezuela en plaza, Nicolás Maduro, pero sí con el gobierno “nonato” de Juan Guaidó, reconocido por todos los aliados del país norteamericano, y al parecer, República Dominicana.

?Si fuera invitado Guaidó, como se espera, la postura de México podría suavizarse, suponiendo que el presidente cubano Díaz Canel y el nicaragüense, Daniel Ortega, sean invitados. El cubano ya advirtió que de ningún modo asistiría. Nicaragua no ha dicho nada.

?En el caso cubano, se dejaría la misión en manos del canciller Bruno Rodríguez Parrilla. La asistencia o no del presidente Ortega quizás no sea relevante. Su régimen de modales represivos está bastante al margen de la comunidad internacional, una especie de paria.

?Al parecer un lado anticomunista del Departamento dirigido por el subsecretario para América Latina y el Caribe, Bryan Nichols dice que “Cuba, Nicaragua y el régimen de Nicolás Maduro no respetan la Carta Democrática de las Américas”.

?Otro sector del Departamento de Estado teme que la Cumbre sería muy deslucida si un buen número de países, entre ellos México y los del CARICOM la boicotean, lo que sería algo muy deslucido para el presidente Biden en tiempos de crisis económica y baja popularidad.

?Que los Estados hubiese escogido Los Ángeles para la reunión de alto nivel, habla un tanto de la vecindad con México y también de la influencia que está teniendo la vicepresidenta Kamala Harris, quien se encargará de dirigir los trabajos después que Biden la inaugure.

?Harris es hija del profesor jamaiquino Donald Harris y como vicepresidenta visitó el muro fronterizo en Texas y Centroamérica. Su educación tiene la base del derecho y sus preocupaciones por los más pobres viene desde su niñez y adolescencia.

?Para la República Dominicana es importante que ningún país sea dejado fuera de la Cumbre de las Américas porque será anfitriona el año que viene de la Cumbre Iberoamericana que reunirá a todos los países de la región, además de España, Portugal y Andorra.

Ir a la fuente

Agregar comentario