Quiosco

Pandemia robó hasta 1,8 años de aprendizaje a niños latinos

El Banco Mundial dio la voz de alarma el jueves, al anunciar que los niños que han vuelto al colegio en la región, después de los cierres impuestos, se han retrasado entre uno y 1,8 años.

Al mensaje se sumaron Unicef, la Unesco y el Diálogo latinoamericano. Por su parte, el Banco Mundial para América Latina y el Caribe expresó que se trata de una crisis educativa “sin precedentes” en la región.

Además aseguró que si no se actúa ahora, toda una generación “será menos productiva en el futuro y con menos oportunidades de progreso”, con una reducción de hasta 12% en sus ingresos a lo largo de su vida.

América Latina y el Caribe ha experimentado uno de los cierres de colegios más prolongados del mundo y todavía hay alumnos que no han vuelto a las aulas.

Antes de la pandemia la región ya sufría una crisis educativa y solo un tercio de los estudiantes disponía de las competencias mínimas al finalizar primaria.

Más de 10 millones no estaban escolarizados y esto empeoró por la falta de acceso a la educación remota durante la pandemia.

El foro pide a los gobiernos que den carácter de urgencia a la recuperación educativa y se aseguren de que todos los estudiantes vuelvan a las aulas.

Los presidentes de Chile, Gabriel Boric, de Honduras, Xiomara Castro, de Argentina, Alberto Fernández, y de Ecuador, Guillermo Lasso, se sumaron por medio de mensajes grabados a la iniciativa promovida por las cuatro organizaciones.

 

Ir a la fuente

Agregar comentario