Quiosco

Mensajero

El caso del primer teniente de la Fuerza Aérea muerto por asaltantes en Bayaguana trasciende la espantosa inseguridad ciudadana.

Resulta que Damaury Jiménez Mercedes fue abatido cuando transportaba el dinero de una banca de lotería apuestas, en la que laboraba como mensajero.

Como Jiménez Mercedes son muchos los miembros de la Policía y las Fuerzas Armadas que solo cobran en los cuerpos sin prestar servicios.

Se trata de un problema cuya solución las autoridades tienen que plantearse porque no es posible que policías y militares no justifiquen los ingresos que reciben en sus órganos. El penoso caso del teniente muerto por asaltantes representa un aviso digno de tomarse en cuenta.

Además de servir en el sector privado hay una gran cantidad de policías y militares que laboran como choferes, motoconchistas y parqueadores, menos en la institución que le paga.

Ir a la fuente

Agregar comentario