Quiosco

Isabel II se ausenta de misa por el Jubileo de Platino, llegan los duques de Sussex

LONDRES (AP).- El príncipe Enrique y su esposa Meghan se sumaron el viernes a otros miembros de la familia real en un oficio religioso en honor a los 70 años de la reina Isabel II en el trono.  

La monarca, de 96 años, no estuvo en acto en la catedral de San Pablo de Londres debido a sus problemas de movilidad.  

La misa televisada fue la primera aparición pública del príncipe Enrique y su esposa Meghan, los duques de Sussex, durante su visita al país con motivo del Jubileo.  

La pareja, que renunció a sus deberes reales y se mudó a California hace dos años, mantuvo un perfil bajo el jueves, apareciendo únicamente en las fotografías tomadas a través de las ventanas del edificio desde el que los miembros de la familia real siguieron el desfile con motivo del cumpleaños de la reina.  

Pero el viernes volvieron a ser el centro de atención: mientras avanzaban solos por la larga nave de la catedral, quienes estaban en el interior giraban el cuello para verlos.  

La misa de acción de gracias se celebra en el segundo de los cuatro días de festividades con motivo del Jubileo de Platino de la reina. El jueves, miles de espectadores vitorearon a Isabel II cuando salió al balcón del Palacio de Buckingham, con otros miembros de su familia, para ver una exhibición con 70 aviones militar británico.  

Puedes leer: Príncipe Louis acapara la atención por sus divertidos gesto en el Jubileo de Platino

La reina decidió no asistir al acto del viernes tras experimentar “ciertas molestias” en los actos del jueves. Su hijo el príncipe Carlos ocupará su lugar en un evento que Isabel II seguirá por televisión. 

Entre los asistentes a la misa había miembros de la familia real, políticos, diplomáticos y más de 400 trabajadores esenciales, voluntarios de organizaciones benéficas y miembros de las fuerzas armadas que fueron invitados como reconocimiento de su servicio a la comunidad.  

El arzobispo de York, Stephen Cottrell, pronunciará el sermón luego de que el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, arrojó positivo al coronavirus. El acto comenzará y terminará con el tañido del Gran Pablo, la más campana de iglesia más grande de Gran Bretaña.

Ir a la fuente

Agregar comentario