Quiosco

Lindor, un bateador distinto este año con los Mets

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK.- Qué diferencia marca sólo un año. El torpedero puertorriqueño de los Mets, Francisco Lindor, lleva 43 remolcadas, la segunda mayor cantidad en el club por debajo de Pete Alonso. A estas mismas alturas en el 2021, Lindor había impulsado apenas 11.

El boricua afirmó el martes que está consciente de que esta campaña ha empujado carreras en grandes cantidades. Dijo que su mentalidad en el plato ha sido consistente. El infielder también atribuye parte del éxito a todos en el equipo, incluyendo al piloto Buck Showalter y a los coaches de bateo Eric Chávez y Jeremy Barnes. También le favorece a Lindor y al resto de la escuadra el hecho de que no tienen que pensar en ángulos de salida. Se trata más de poner la bola en juego.

“Nadie está hablando de levantar la pelota. Nadie”, explicó Lindor. “Todos se están enfocando en su estrategia y cómo atacar al pitcher que enfrentan; eso es todo. Después de eso, lo que veo en la caja de bateo, se lo dejo saber a mis compañeros. Te das cuenta de que todos siempre nos pasamos información. Siempre hablamos del pitcher y de bateo. Eso es de bastante ayuda”.

La mayor lección que Showalter le ha dado a Lindor es la atención a los detalles y hacer las cosas de la manera correcta sobre el terreno.

“Él ha sido increíble. [El exdirigente dominicano] Luis Rojas es una gran persona y manager”, declaró Lindor. “Buck Showalter tiene 20 años [o más] de experiencia en el béisbol. Recuerdas cosas que ha dicho durante el año. Comparte todo eso. Me encanta. Sigo aprendiendo y mejorando. Lo respeto mucho. Es un fantástico ejemplo para todos aquí”.

Lindor también elogia a Chávez y Barnes, y tiene buenos motivos. Lindor lleva al menos una empujada en 10 partidos consecutivos, que lo ponen de tercero en la historia de los Mets. Impulsó dos durante la quinta entrada el martes contra los Nacionales con un sencillo contra el nicaragüense Erasmo Ramírez para que anotaran el boricua Tomás Nido y Mark Canha, antes de producir otra el miércoles con un elevado de sacrificio.

“El año pasado, tenía un buen partido y después cinco malos. Dos buenos, luego una semana de juegos malos”, indicó Lindor. “Los coaches de bateo [Chávez y Barnes] — me ayudan bastante. El año pasado, los coaches de bateo eran buenos, pero no llegamos a desarrollar una relación.

“Ahora existe una relación. Ya evolucionó. Confío en ellos. Confiaba en los del año pasado, pero no fue sino hasta el final de la temporada. Todos notaron los resultados. Me conocían mejor y también mi swing. Con Eric y Jeremy, desde el primer día, invertimos tiempo para conocernos. Todos están jugando muy bien. Eso hace las cosas más fáciles”.

La entrada Lindor, un bateador distinto este año con los Mets se publicó primero en El Nuevo Diario (República Dominicana).

El Nuevo Diario