Quiosco

La delincuencia muestra músculos a los patrullas mixtas

En los últimos nueve años la principal y más rápida estrategia del gobierno para enfrentar los altos niveles de inseguridad es enviar a las calles a los militares para que refuercen la vigilancia, que, en momentos de mayor índice de asaltos y asesinatos, se opta entonces por incrementar el número de soldados que se mandan a rondar los sectores

Archivos periodísticos muestran que desde el 2013 la medida de formar patrullas mixtas, policías y miembros de los distintos cuerpos castrenses, ha sido la táctica más expedita de poner en jaque a los antisociales.

Es así que el 31 de mayo del 2013, el mayor general Rubén Darío Paulino Sem informó a Diario Libre que los militares no solamente trabajarían unidos a la institución del orden, sino que también patrullarán “solos, con unidades motorizadas y en camionetas”.  En ese momento anunciaba 340 soldados que se incorporaban a esa labor.

El 05 agosto del 2015, ante “una serie de delitos sin resolver, como son dos asaltos a igual número de sucursales bancarias, asaltos a varios restaurantes, supermercados y otros establecimientos”, publica este medio en ese año, el presidente Danilo Medina convocó a una reunión de los altos mandos militares en la que solo se habló de la seguridad y para disminuirla se decidió “la a incorporación de 1,800 policías y 2,350 militares, en todas las calles del país”.

En el 2016, el ministro de Defensa, teniente general Máximo William Muñoz Delgado, dijo que los más de 3,500 militares que patrullaban junto a la Policía Nacional iban a continuar reforzando esa labor de prevención.

El número de militares que abandonaban sus recintos e iniciaban otras funciones año tras años aumentaban y en el 2019 el comandante del Ejército mencionó que diariamente enviaban a las calles del país cuatro mil soldados para prevenir la delincuencia.

“El Comando Unificado fue diseñado por el presidente Danilo Medina y lo componen las tres fuerzas de las Fuerzas Armadas, cuyo objetivo es precisamente apoyar la Policía Nacional en su labor de persecución de delito en todo el territorio nacional”, dijo Muñoz Delgado.

Harley Davidson para patrullar hasta uniforme diseñados por Oscar de la Renta

En el país se han implementado diversos planes para contrarrestar la inseguridad ciudadana en casi dos décadas que han sido populares más por los cuestionamientos que por su efectividad. En la actual gestión del presidente Luis Abinader se inició el Plan de Seguridad Ciudadana, que, entre cuyas prerrogativas, dispone la compra de armas de fuego que estén en manos de civiles de manera ilegal para su posterior destrucción. En el 2005, al retornar al poder el expresidente Leonel Fernández presentó el Plan de Seguridad Democrática, el que incluía Barrio Seguro y para el que se compraron más de 70 lujosas motocicletas Haley Davidson, de 17,000 dólares, para patrullar las calles estrechas de los más peligros sectores y también para la zona colonial. Como es usual con los vehículos de la Policía, la falta de mantenimiento a la Harley Davidson hizo que estas terminaran en poco tiempo convertidas en chatarras. El ministro de Interior y Policías en ese entonces Franklin Almeuda Rancier, hizo gestiones en el Congreso Nacional para que se aprobara un préstamo de US$125 millones para equipar a la Policía, cuyo plan incluía uniformes para los agentes diseñados por Oscar de la Renta.

Durante los toques de queda que se implementaron a partir del 19 de marzo del 2020 con la pandemia del COVID -19 la mayoría de las patrullas eran mixtas y en agosto de ese mismo año, el presidente Luis Abinader hacía su primer anuncio en ese sentido, subir el “número de miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional en aproximadamente un 15 % más”, asignados a los planes de combate al coronavirus.

El año pasado, la Fuerza de Tarea Conjunta Ciudad Tranquila (FTC Ciutran), del Ministerio de Defensa, informaba de operativos durante los fines de semanas por los diferentes barrios.

El Ciutran “tiene como como misión realizar operaciones de orden pública para la seguridad ciudadana en apoyo a la Policía Nacional”.

El FTC Ciutran, que tiene en vigencia más de nueve años, en esta semana dio a conocer que aumentó su número para enfrentar la criminalidad en Santiago.

No obstante, la percepción de la ciudadanía es que la inseguridad aumenta al punto de que el director de la Policía Nacional en Santiago reaccionó a las quejas respondiendo a los medios: “no tengo una varita mágica”.

En esa provincia se han producido en las últimas semanas tres asaltos colectivos, modalidad cada día más frecuentes en esa jurisdiccion.

En Santo Domingo Este, seis hombres, encapuchados y con armas largas, asaltaron un camión de valores en una estación de gas licuado la pasada semana, caso que la Policía todavía no ha resuelto.

Otro de los casos que ha aumentado el temor en la población es la particularidad de los inidentes del sector de la Ciénaga, cuyos habitantes celebraron con bailes y fogata la muerte de cuatro jóvenes por la Policía que los tenían en zozobra. En la nota publicada hoy por Diario Libre se hace un recuento de que once presuntos delincuentes han caído abatidos por la uniformada, pero también señala que 15 policías han muerto en manos de la delincuencia.

Ver también 
El Plan de Seguridad Ciudadana con más dudas que respuestas en sectores
Buscan crédito de US$125 MM para equipar a la Policía
Motos Harley Davidson para callejones Capotillo

Ir a la fuente

Agregar comentario