Quiosco

La Ciénaga un día después de que "Los Menores" resultaran muertos a manos policías

La tarde ayer las esquinas del sector La Ciénaga, en Santo Domingo, fueron testigos del abatimiento a manos de miembros de la Policía Nacional (PN) de tres de los líderes de la banda delincuencial conocida como “Los Menores” o “Chuky Malos”, quienes según declaraciones eran los causantes de la zozobra de los barrios Los Guandules, Guachupita, 27 de Febrero y aledaños.

Los antisociales respondían a los nombres de Bombo, quien con 18 años era el cabecilla de la banda; Jan Maicol, de 23 años; Jeral, de 20 y Feyi, de 18, quien se encuentra herido y siendo atendido en el Hospital Traumatológico Ney Arias.

El hecho se produjo mediante un intercambio de disparos contra agentes de la Policía, quienes según cuentan los cercanos a los fenecidos habían tendido una redada a los delincuentes acorralándoles en el lugar en el que habitualmente se reunían.

La despedida de los malhechores ha despertado sentimientos encontrados en las comunidades que los respaldan, desde celebraciones excesivas hasta lamentos.

La Ciénaga llora, afirmando que a pesar de cobrarles peaje, Bombo mantenía el sector bajo su cuidado y ahora están desprotegidos ante los delincuentes de los demás sectores, mientras Guachupita, Los Guandules y 27 de Febrero celebran por todo lo alto que se acabó su “intranquilidad”.

Ir a la fuente

Agregar comentario