Quiosco

Efectos en productos financieros de tasa del Banco Central

El incremento de la inflación en América Latina, sobre los niveles proyectados por los bancos centrales, ha obligado a que las entidades que regulan el sistema financiero muevan sus tasas de política monetaria hacia el alza, como estrategia para hacerle frente al proceso inflacionario, debido al contexto internacional por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

En el caso de República Dominicana, el Banco Central (BC) informó ayer que incrementará otra vez su tasa de política monetaria como lo ha venido haciendo desde noviembre del año pasado. Ahora en 100 puntos básicos. Así, pasará de 5.50 % anual a 6.50 %, decisión que, pese a ser una alternativa para controlar la inflación, afecta a los clientes bancarios.

El BC indicó a través de un comunicado que la tasa de la facilidad permanente de expansión de liquidez aumentará de 6.00 a 7.00 % anual y la tasa de depósitos remunerados (Overnight) de 5.00 a 6.00 % anual.

Esta variación en el interés macroeconómico se venía percibiendo desde hace meses, indicó a Diario Libre Rafael Espinal, economista y  coordinador de la licenciatura en Economía del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec). Estimó que producto de situaciones alternas el país continuará registrando aumentos de tasas. 

“Los incrementos en las tasas de interés del Banco Central se están sintiendo desde hace meses en las tasas de certificados financieros de los ahorrantes y en las tasas de los préstamos. Sin duda, seguirán subiendo ambas tasas, las pasivas o de ahorros y las activas o de financiamiento”, dijo Espinal.

Aclaró que la política monetaria dominicana se corresponde con las políticas internacionales y, en particular, con los aumentos hechos por la Reserva Federal (FED) o Banco Central de Estados Unidos para contrarrestar los efectos de la inflación.

Proyectó que en las próximas semanas los clientes de los bancos verán modificaciones de las tasas de sus préstamos que serán en lo adelante más caros y que, en consecuencia, disminuirá en el mediano plazo, tres o cuatro meses, el ritmo del crecimiento económico esperado, afectando el desenvolvimiento de la actividad productiva nacional.

En ese sentido, consideró que los tiempos para aprobación de los créditos también se podrían incrementar y que los plazos para pagarlos (los préstamos y financiamientos) seguirán igual o incluso pueden ser más restrictivos debido a las expectativas de nuevos aumentos de las tasas del BC.

¿Por qué se subió la tasa?

Según el BC, la decisión en la variación de las tasas se basa en una evaluación del reciente comportamiento de la economía mundial y su impacto sobre la inflación, influenciada por los recientes conflictos geopolíticos y el choque de costos global. 

En ese orden, la autoridad financiera indicó que “la dinámica de los precios ha estado afectada por factores externos más persistentes de lo previsto, asociado al notable incremento de los precios del petróleo y de otras materias primas importantes para la producción local, así como los elevados costos del transporte internacional de contenedores y otras disrupciones en las cadenas de suministros”.

En adición a estos componentes externos, los ajustes en las tarifas de servicios privados y públicos domésticos han estado incidiendo en la tendencia al alza de la inflación durante los últimos meses.

En particular, la variación mensual del índice de precios al consumidor (IPC) en abril de 2022 fue de 0.96 %; mientras que la inflación interanual, es decir en los últimos 12 meses, se ubicó en 9.64 %. Por otro lado, la inflación subyacente interanual, que excluye los componentes más volátiles de la canasta, se situó en 7.25 % en abril, reflejando efectos de segunda vuelta en la producción asociados a choques de oferta de origen externo.

Para contrarrestar los factores exógenos sobre los precios, el Banco Central ha estado implementando desde finales del año pasado un plan de normalización monetaria a través de incrementos de tasas de interés y medidas de control de la liquidez, con el propósito de facilitar la convergencia de la inflación al rango meta.

En este sentido, con la decisión de mayo, el BC ha aumentado de forma gradual su tasa de política monetaria en cinco ocasiones desde noviembre de 2021, hasta situarla en su nivel actual de 6.50 % anual, en consonancia con el ciclo de aumentos en las tasas de interés a nivel internacional.

De forma complementaria, el BC ha reducido durante el presente año el excedente de liquidez del sistema financiero en unos RD$80,000 millones, a través de operaciones de mercado abierto y del retorno gradual de los recursos que habían sido otorgados durante la pandemia.

Aumento de tasas de política monetaria en América Latina

En América Latina, casi todos los bancos centrales de la región han continuado incrementando sus tasas de referencia desde el año 2021 para contrarrestar las elevadas presiones inflacionarias, como es el caso de Argentina (1,100 puntos básicos), Brasil (1,075 puntos básicos), Chile (775 puntos básicos), Paraguay (650 puntos básicos), Perú (475 puntos básicos), Uruguay (475 puntos básicos), Colombia (425 puntos básicos), Costa Rica (325 puntos básicos), México (275 puntos básicos), Nicaragua (100 puntos básicos) y Guatemala (25 puntos básicos). Con relación a las materias primas, el precio del barril de petróleo intermedio de Texas (WTI) ha registrado incrementos en los últimos meses, cotizándose a 118 dólares por barril.

Ir a la fuente

Agregar comentario