Quiosco

Declaran inocente hombre que duro tres años preso por robo que realizó esposa

EL NUEVO DIARIO, SANTIAGO.-El juez del Segundo Tribunal Colegiado, Luis Ernesto Torres, declaró sentencia absolutoria descargando de todas las acusaciones procesales penales al señor Félix Heredia quien durante tres años y dos meses permaneció bajo presión acusado de realizar una estafa de 10 millones de pesos a la Cooperativa Nacional de Servicios Múltiples de los Médicos (Medicoop) en la ciudad de Santiago.

El Abogado Rusel Aracena explicó que las autoridades tomaron a su defendido Félix Heredia como responsable de los hechos debido a que su esposa la señora Leidy Yamel, quien era empleada de la empresa y responsable del robo, emprendió a la huida saliendo del país y hasta la fecha se desconoce su paradero.

El jurista narró que la prófuga realizaba las estafas mediante préstamos fantasmas creando perfiles falsos de profesionales de la medicina los cuales no estaban registrados en el sistema para realizar los cobros correspondientes a las deudas.

“La Estafa 10 millones de pesos la cual se realizaba mediante préstamos fantasmas de personas que se hacían pasar por médicos y luego al momento de realizar los cobros se descubría que eran falsas identificaciones y que nunca fueron registrados en el sistema para efectuar los pagos”, indicó

Arasena manifestó que las pruebas no fueron vinculantes conforme a los tiempos penales que se hacia alusión que era responsable el acusado.

“El juez se dio cuenta que no existía la necesidad de poner pena ni siquiera de mantener la medida. Se descargó de manera pura y simple”, enfatizó.

Por su parte Heredia expresó sentirse conforme con le decisión tomada por el Juez torres desvinculando de violar los artículos los 59, 60, 150, 151, 265, 266 del Código Penal Dominicano.

Finalmente el ciudadano también deberá pagar una fianza de 8 millones de pesos.

 

La entrada Declaran inocente hombre que duro tres años preso por robo que realizó esposa se publicó primero en El Nuevo Diario (República Dominicana).

El Nuevo Diario