Quiosco

Conocerán solicitud de revocación de libertad condicional de "Quirinito"

El juez de la Ejecución de la Pena de San Francisco de Macorís está apoderado de una solicitud de revocación de libertad condicional del presunto narcotraficante Pedro Alejandro Castillo Paniagua (Quirinito), condenado a 30 años de prisión por asesinato.

Quirinito, quien había sido dado por muerto, se encuentra prófugo desde septiembre del 2017, tras darse a conocer que no era real su defunción.

El tribunal aplazó para el 14 de julio el conocimiento de la solicitud de la procuraduría de la Corte de Apelación de esa jurisdicción, sobre el cambio de modalidad de la revocación de la pena, debido a lo avanzado de la hora.

La primera audiencia fue celebrada el 5 de mayo pasado y la segunda el 19 de mayo, según reveló la periodista Edith Febles en el programa El Día del pasado 26 de mayo.

Según explicó la comunicadora, el tribunal de ejecución de la pena notificó al procurador José Vitelio Cabral González, el auto contentivo de la extinción de la pena en relación del proceso a cargo de Quirinito, del 8 de septiembre del 2017, por la magistrada Aleida Jiménez Acosta, por causa de muerte del interno.

Tras el escándalo sobre la falsa muerte de Quinito, el Poder Judicial abrió una investigación que involucró a los jueces Willy de Jesús, de San Cristóbal y Aleida Jiménez Acosta, de la ejecución de la pena de San Cristóbal y San Francisco de Macorís.

Sin embargo, el 14 de julio del 2020, el Consejo del Poder Judicial decidió declarar la extinción de la acción disciplinaria seguida a los dos jueces, que fueron suspendidos en medio de la investigación que se realiza en torno a la supuesta muerte de “Quirinito”.

El ex director del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI), almirante retirado Sigfrido Pared Pérez, había revelado que Quirinito, habría entrado y salido del país en varias oportunidades, desde que se fugó en julio del 2017.

La investigación del caso inició ante la falta del cadáver de Quirinito de quien presuntamente falleció el 5 de julio en su casa, mientras cumplía arresto domiciliario, y la negativa de su esposa Jennifer Domínguez Hernández de indicar dónde fue sepultado.

También por la adulteración de informaciones, falsedad de documentos y desaparición de las muestras médicas mediante las cuales se detectó que el condenado tenía un carcinoma en la lengua.

La fuga de Quirinito es uno de los escándalos más bochornosos y que pone en juego la credibilidad del sistema de justicia dominicano por involucrar a fiscales, jueces, médicos, así como a otros actores del sistema.

Caso Quirinito

Castillo Paniagua había sido favorecido con un traslado del Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres hasta el CCR Vista del Valle por un asunto de humanidad, debido a que el juez de Ejecución de la Pena de San Cristóbal, Willy Núñez Mejía, consideró de lugar ordenar el cambio de cárcel tomando en cuenta la certificación del cardiólogo Federico Núñez González en la que se establece que el condenado a 20 años de prisión recibía tratamientos médicos desde hace cinco años y documentos certificados de que su esposa, hijo y padres, viven en San Francisco.

Seis meses después de emitido y ejecutado el traslado, el oncólogo César Núñez Rojas dio un diagnóstico al reo y luego, en abril, el médico Ángel Garabot Polanco, del Instituto Oncológico de San Francisco de Macorís, exequátur 110-12, certificó que “Quirinito” padece “carcinoma epidermoide bien diferenciado infiltrante y ulcerado de base de lengua, etapa clínica IIIB, una neoplasia localmente avanzada, grave y terminal, en consecuencia se recomienda urgentemente, estricto seguimiento, inmediato tratamiento de quimioterapia con el correspondiente régimen intenso de medicación para fines de evolución del mismo” .

Esa condición de salud impidió que fuera interrogado por la jueza de ejecución de San Francisco, Mejía Acosta, quien le varió la prisión a domiciliaria, a fin de que recibiera tratamiento médico y luego revisar la medida el 26 de agosto.

En la sentencia de la magistrada se hace constar que entre los presupuestos presentados por los abogados del condenado figuran un certificado médico y tres certificados médico legales; dos del Inacif y otro sin especificar quién lo emitió.

Un mes después de que se le variara el régimen de cumplimiento de los 20 años de prisión, a cumplirse el 17 de enero del 2029, “Quirinito” fue declarado muerto por el médico legista Orlando Herrera Robles. Mientras estuvo en la cárcel fue trasladado varias veces a un centro de salud.

 

Ir a la fuente

Agregar comentario