Quiosco

Condenan cierre de la Academia Nicaragüense de la Lengua

La academias de la Lengua Española (RAE) y la Mexicana manifestaron su rechazo a la disolución de la Academia Nicaragüense de la Lengua (ANL), aprobada ayer por el Parlamento del país centroamericano por orden de presidente Daniel Ortega.

Según la RAE, el cierre de la ANL la “privará de personalidad jurídica"  y "causará su desaparición después de noventa y cuatro años de fecunda existencia al servicio del mayor valor cultural de la nación”.

En un comunicado difundido por su página web y sus cuentas de redes sociales, la RAE explica que la Academia Nicaragüense es una institución fundamental para el cuidado de la lengua y que ha propiciado el “más alto grado de excelencia escritores del país como los maestros Rubén Darío, Alfonso Cortés, Ernesto Mejía, José Coronel Urtecho, Lisandro Chávez, Ernesto Cardenal o Pablo Antonio Cuadra, entre otros”.

Ayer, la Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua, controlada por los sandinistas, canceló la personalidad jurídica a la ANL, acogiendo así una solicitud del Gobierno del presidente Daniel Ortega.

La disolución de la ANL, creada el 8 de agosto de 1928, fue aprobada con carácter urgente por los 75 diputados sandinistas y sus aliados. Los otros 16 legisladores, de los 91 que integran el Parlamento, se abstuvieron.

Al expresar “su más enérgico rechazo a la propuesta de cierre" de la institución , la Academia Mexicana de la Lengua  acusó al Gobierno de Nicaragua de "atentar contra la dignidad de sus ciudadanos" por ordenar el sábado pasado el cierre de 83 organizaciones no gubernamentales locales, incluyendo la Academia Nicaragüense de la Lengua.

En su documento, dado a conocer el martes, la RAE dice también que la ANL “desarrolla una labor incansable en beneficio directo del pueblo, que es el dueño del idioma, y cumple una función imprescindible en el concierto internacional como parte de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), a cuyo trabajo mancomunado contribuye de manera ejemplar”.

La RAE dice que la cooperación de Nicaragua a la acción de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) "es promover el idioma común como el mejor instrumento de diálogo, concordia y entendimiento entre los pueblos hermanos".

“Por todas estas razones la RAE, que defiende las libertades de pensamiento, expresión y asociación como los primeros valores de cualquier sistema de convivencia, respalda y reivindica enérgicamente el legítimo derecho de la Academia Nicaragüense de la Lengua a servir a sus conciudadanos y a hacer posible la participación de Nicaragua, en términos de igualdad, en la preservación del bien cultural superior tanto de la propia nación como de la comunidad de naciones y pueblos que comparten la misma lengua, hoy patrimonio común de casi seiscientos millones de personas en todo el mundo”, indica.

Reclamó el apoyo y la adhesión de las instituciones públicas y privadas de todo el ámbito hispanohablante a fin de evitar la desaparición de la ANL, “que supondría un gravísimo perjuicio y una pérdida irreparable para la lengua española, hoy patrimonio común de casi seiscientos millones de personas en todo el mundo”.

Ir a la fuente

Agregar comentario