Quiosco

Sobrevivir a esta realidad con Adolescentes en Casa

 

La semana pasada te compartí algunas ideas para sobrevivir con los pequeños todo el día dentro de casa. En el caso de los adolescentes la historia cambia. Aquí te dejo algunas recomendaciones que te pueden ayudar con tus adolescentes: 

 

  1. Actividades al aire libre — Esta parte es muy necesaria a nivel fisiológico para equilibrar el ritmo circadiano y el estado de ánimo que se ve muy alterado en esta etapa del desarrollo. Tener contacto con la naturaleza es ideal para ellos e incluso nosotros, compartir una caminata donde puedan conversar del día es ideal para estrechar lazos y exponerles al medio natural. 

 

  1. Uso racionado de lo digital — Esto es un real reto para todo padre de adolescente, más ahora en confinamiento y donde las clases son virtuales. Pero precisamente ahora es el momento en el que como padres hay que supervisar las horas en que se exponen a pantallas, esto no les beneficia a nivel visual y además altera la conducta. La tecnología es una excelente aliada pero racionada. ¿Que cómo logras controlar esto? Haciendo que las reglas se cumplan. 

 

  1. Escucharles con empatía — Los padres somos especialistas escuchando para contestar sin analizar el mensaje que se encuentra detrás de las palabras y lenguaje corporal de nuestros hijos. Sobre todo en este tiempo en el que ellos están pasando por todos estos cambios inesperados es necesario escucharles con empatía para devolverles sus emociones que puedan sentirse comprendidos ante tanto caos e incertidumbre. 

 

  1. No invadirlos pero tampoco dejarlos solos — El balance con los adolescentes es complejo, es como una danza donde cada familia tiene su propio ritmo. Es permitir sus espacios pero estar pendiente de sus cambios y forma de comunicar. Si logramos este balance obtendremos grandes resultados en el respeto y alcance de la relación. 

 

  1. Actividad física (15 min al día) — Esta parte es vital, no le damos la importancia que requiere en la adolescencia pero esta parte (sobre todo en estos momentos) es garantía de salud mental, regulación del sueño, drenar energía y estabilidad emocional. Esto puede ser con una actividad de disfrute como lo es el baila o con una disciplina de agrado. Si es un joven muy sedentario pueden hacer un reto todos en casa para motivarse en conjunto. 

No subestimemos este tiempo difícil para nuestros jóvenes. Muchos rituales de paso se ven afectados y ellos, aunque no lo comuniquen abiertamente, también están atravesando momentos difíciles. 

 

Lic. Clarissa Guerrero Subero, M.A.

Psicóloga Clínica Especialista en Terapia Infanto-Juvenil y Parentalidad Consciente

Instragram y Facebook @lic.clarissaguerrero

Clarissa Guerrero Subero

Clarissa Guerrero Subero

Psicóloga Clínica
Especialista en Terapia Infanto-Juvenil y Certificada en Parentalidad Consciente.